EEUU amplía permanencia de inmigrantes liberianos

Los inmigrantes liberianos que viven sin visa en Estados Unidos no serán deportados al epicentro de la crisis del ébola en Africa Occidental por al menos otro par de años, anunció el viernes el gobierno del presidente Barack Obama.

El mandatario ha firmado un memorando que amplía la protección de ley a los liberianos en una medida a la que se conoce como "aplazamiento de partida forzosa" que ha estado vigente más de una década e impide las deportaciones de esas personas.

El gobierno concedió por primera vez la protección temporal a los inmigrantes procedentes de Liberia durante la sangrienta guerra civil del país, que comenzó en 1991 y concluyó en 2003.

La condición de protegidos que se había extendido inicialmente a los liberianos expiró en octubre de 2007.

El presidente George W. Bush aprobó entonces otra medida para diferir las deportaciones forzosas de personas de esa comunidad.

Obama aprobó después la misma protección y el viernes la renovó con vigencia de dos años más.

El senador demócrata Jack Reed, de Rhode Island, saludó la nueva medida y aseguró que ésta protege a los inmigrantes que tienen vínculos que datan de hace mucho tiempo con Estados Unidos.

Reed presentó un proyecto de ley que concedería residencia permanente a muchos liberianos que viven en Estados Unidos.