Perú identifica 10 grupos narcos en zona frontera

Perú identificó a 10 grupos internacionales de narcotraficantes establecidos en una lejana y violenta zona amazónica limítrofe con Brasil y Colombia, donde a inicios de septiembre el gobierno impuso por primera vez el estado de emergencia para luchar contra el tráfico de drogas.

"Tenemos identificadas a unas 10 organizaciones transnacionales" de brasileños, colombianos, ecuatorianos y peruanos, dijo el viernes a The Associated Press el coronel César Arévalo, jefe de operaciones de la policía antidrogas.

Agregó que "los grupos son variados, algunos son colombianos que dicen tener vínculos con el Frente 63 de las guerrillas de las FARC, otros son criminales brasileños y también hay algunas organizaciones de ecuatorianos".

Agentes de Perú y Brasil culminaron la víspera un operativo en su zona fronteriza en el que se decomisaron 440 toneladas de insumos químicos para producir cocaína y se destruyeron 34 laboratorios. Ambos países realizan operaciones conjuntas desde 2009.

Dos semanas atrás el gobierno decretó el estado de emergencia y la restricción de derechos constitucionales en los distritos peruanos de Ramón Castilla y Yavarí, fronterizos con las ciudades de Leticia, en Colombia, y Tabatinga, en Brasil.

La emergencia implica que los agentes pueden ingresar a los domicilios de los más de 36.000 habitantes sin orden judicial y expulsar extranjeros sospechosos en una zona cuya economía es sustentada por el narcotráfico.

En julio en esa zona un agente antinarcóticos fue acribillado por narcos ocultos entre la vegetación cuando junto con 17 colegas se dirigía por el río Atacuari, muy cerca de Colombia, a destruir dos laboratorios de elaboración de cocaína. Un mes antes 20 agentes se habían enfrentado a tiros con más de 30 narcos peruanos, colombianos y brasileños.

Arévalo dijo que "se viene trabajando para desarticularlas (a las organizaciones narcos) y ponerlas a disposición de las autoridades" de Colombia, Perú o Brasil.

Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, entre 2006 y 2013 los cultivos de hoja de coca en la zona aumentaron 818% y pasaron de 375 a 3.070 hectáreas de cocales, que representan 6% de los cultivos totales de Perú.

Perú es el primer productor mundial de cocaína tras desplazar a Colombia en 2012, según la agencia antinarcóticos estadounidense DEA. También es el primer cultivador global de hoja de coca, según la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito.