Permiten llamadas permanentes en vuelos europeos

El sonido del parloteo pronto podría copar los cielos europeos, ya que las nuevas reglas de seguridad permiten el uso de todos los aparatos electrónicos portátiles, incluyendo teléfonos celulares, en cualquier momento durante los vuelos.

Bajo las directrices emitidas el viernes por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), las compañías aéreas del continente pueden permitir que los pasajeros utilicen los dispositivos durante todo el vuelo, sin ponerlos en "modo de vuelo".

"Básicamente estamos abriendo una puerta para que, en teoría, puedan seguir haciendo su llamada telefónica a través de la puerta y a lo largo de todo el vuelo... como lo harían en un tren", dijo a The Associated Press el portavoz Ilias Maragakis.

Un obstáculo en el camino es la dificultad de obtener una señal de teléfono celular a gran altura, y también cómo van a reaccionar los pasajeros ante la idea de sentarse al lado de un parlanchín mientras sobrevuelan el Atlántico.

Dependerá de las aerolíneas resolver cómo aplican las nuevas normas. En la mayoría de los trenes europeos, por ejemplo, hay vagones "silenciosos" en los que está prohibido hablar por teléfono, pero parece improbable que un esquema similar funcione en aviones que no sean los modelos más grandes.

Además de los teléfonos, las directrices se aplican a todos los otros dispositivos electrónicos portátiles, incluyendo lectores de libros, computadores tipo tableta, reproductores de música y otros aparatos.

La agencia, que tiene su sede en Colonia, Alemania, dijo que las nuevas normas entrarán en vigor de inmediato y se aplican a cualquier avión operado por una compañía con sede en Europa, independientemente de dónde se origine el vuelo.

Las aerolíneas tendrán que decidir qué dispositivos van a permitir y cómo van a permitir que se usen. En la práctica, es probable que eso les tome varios meses ya que las aerolíneas primero tendrán que certificar que sus aviones no se vean afectados por las señales de transmisión.

La agencia advirtió que incluso dentro de la misma aerolínea, los dispositivos permitidos podrían depender del tipo de aeronave. Los modelos más antiguos requerirían más modificaciones para asegurarse de que el uso de teléfonos móviles sea seguro.