El Salvador: poca ayuda para combatir narcotráfico

El canciller salvadoreño Hugo Martínez dijo el jueves que la comunidad internacional no ha ayudado lo suficiente a El Salvador a enfrentar el problema del narcotráfico, una de las razones por las cuales miles de niños salvadoreños han emigrado solos hacia Estados Unidos en los últimos meses.

"Estamos teniendo cooperación en el ámbito regional, en el ámbito bilateral, pero no necesariamente al nivel que se requiere para combatir un flagelo que mueve mucho dinero, que mueve muchos recursos", dijo Martínez a The Associated Press en Nueva York. "Incluso los recursos de cada estado se quedan cortos para poder tomar las medidas contra ese monstruo que es el crimen organizado".

Siguiendo una línea esbozada el miércoles por el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, que denunció la falta de apoyo de los países productores y consumidores de drogas a naciones centroamericanas de tránsito, que sufren los efectos de ese tráfico, el funcionario señaló que en el 2011 el país pidió una inversión de al menos 3.000 millones de dólares para combatir el problema del narcotráfico y el crimen organizado en Centroamérica.

"Hubo compromisos de diferentes países, y si bien es cierto estamos recibiendo alguna cooperación en el marco de la sistema de la integración centroamericana, también es cierto que esa cooperación está muy lejos de esas necesidades que nosotros hemos planteado", indicó.

Martínez dijo que el crimen transnacional tiene "muchos tentáculos" y que la única forma de combatirlo es con la cooperación internacional.

Además de inversión, El Salvador necesita a expertos de otros países que saben cómo encontrar las rutas que sigue el dinero intercambiado en el negocio del narcotráfico.

"Sabemos que muchos criminales a lo mejor no tocan la droga pero sí tocan el dinero y la clave es encontrar ese hilo conductor que nos lleve a los criminales. Hay países que tienen ese expertise (conocimientos)", dijo Martínez.

La pobreza y la violencia generada por el narcotráfico son dos las de razones que han impulsado una fuerte migración de niños centroamericanos a Estados Unidos.

Más de 60.000 menores no acompañados, mayormente de Honduras, Guatemala y El Salvador, cruzaron la frontera ilegalmente sin sus padres en los últimos 12 meses, según estadísticas oficiales estadounidenses.

Tanto Martínez como el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, se encuentran en Nueva York con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas. Sánchez Cerén hablará el viernes ante ese cuerpo.

______________________________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter/ClaudiaTorrens