Hamas y Fatá avanzan en acuerdos por Gaza

El grupo miliciano palestino Hamas y el movimiento rival Fatá alcanzaron el jueves un acuerdo parcial para gobernar la Franja de Gaza, aunque quedan por resolver dos importantes temas entre ellos: los salarios de los ex empleados de Hamas y el control de las fuerzas de seguridad del territorio costero, informaron personas cercanas a las negociaciones.

El funcionario no dio detalles del acuerdo parcial y habló con la condición del anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los medios de comunicación sobre las negociaciones que se desarrollan en El Cairo, Egipto. Otras fuentes de Hamas y Fatá dieron solo información vaga del acuerdo.

Los dos grupos rivales acordaron en abril formar un gobierno de unidad en Gaza, que hoy es gobernada por Hamas, pero en realidad nunca se instaló por las tensiones de antaño entre las facciones.

Las tensiones parecen haber crecido en semanas recientes por las aseveraciones de Fatá de que la reciente guerra de Hamas con Israel ocasionó un elevado e inaceptable número de víctimas y daños a propiedades.

El conflicto de 50 días en julio y agosto en la Franja de Gaza dejó más de 2.100 palestinos muertos y más de 18.000 viviendas destruidas o severamente dañadas.

La necesidad de presentar un frente unido antes de una conferencia de donantes que habrá para Gaza tal vez haga que ambas facciones rivales se unan ahora, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que pueda alcanzarse una reconciliación sostenible entre ellos.

Representantes de ambas partes se han reunido esta semana en la capital de Egipto para trabajar en sus diferencias.

Azzam al-Ahmed, asesor del presidente palestino Mahmud Abás, dijo que Hamas, Fatá y otras facciones ya formaron un comité para examinar varios temas importantes en Gaza, como el de los salarios. "El comité nacional podrá solucionar esto", dijo el representante.

Musa Abu Marzouk, segundo al mando en Hamas, dijo esta semana que hay un amplio acuerdo para crear un mecanismo que permita la importación de materiales de construcción a Gaza y avanzar en los esfuerzos de reconstrucción. Con tantas viviendas y otros edificios destruidos durante la guerra, la reconstrucción es una tarea clave para todos los palestinos.

Pero también hay preocupación de que materiales como cemento y metales puedan ser usados por Hamas para fabricar armas e Israel ha demandado garantías de gobiernos y organizaciones internacionales involucrados en el proceso de reconstrucción.