Irak: Plan para atacar metros en París, EEUU

Milicianos del grupo Estado Islámico detenidos informaron a los servicios de inteligencia de Irak sobre un presunto complot para atacar los sistemas de metro en Estados Unidos y París, dijo el jueves el primer ministro iraquí Haider al-Abadi.

Una alto funcionario estadounidense dijo que nadie en el gobierno estaba al tanto del complot, y añadió que esa afirmación nunca surgió en las reuniones con funcionarios iraquíes esta semana en Nueva York. El presidente Barack Obama se reunió el miércoles con al-Abadi.

El funcionario estadounidense no estaba autorizado a discutir públicamente el asunto por su nombre y habló bajo condición de anonimato.

Francia no hizo comentarios de inmediato. Media docena de funcionarios franceses contactados por The Associated Press dijeron desconocer cualquier complot.

El primer ministro Haider al-Abadi dijo que el gobierno de Bagdad le informó sobre el plan, y que era obra de los combatientes extranjeros del grupo Estado Islámico en Irak, entre ellos ciudadanos franceses y estadounidenses.

Cuando le preguntaron si los ataques eran inminentes contestó "no estoy seguro", y cuando le preguntaron si los ataques habían sido frustrados, respondió "No, no han sido frustrados aún...se trata de una red".

"Hoy, mientras estoy aquí estoy recibiendo informes precisos de Bagdad de que se detuvo a unos pocos elementos y habían redes dentro de Irak para perpetrar ataques ... en los metros de París y Estados Unidos", dijo al-Abadi en declaraciones en inglés. "Ellos no son iraquíes. Algunos de ellos son franceses, algunos de ellos son estadounidenses. Pero están en Irak".

El premier hizo las declaraciones en una reunión con periodistas en el marco de una reunión de líderes mundiales en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Al-Abadi declinó decir el lugar de Estados Unidos donde podría ocurrir el ataque.

El avance de los extremistas del grupo Estado Islámico en Irak y Siria llevó a que Washington lanzara ataques aéreos en Irak el mes pasado, para ayudar a las fuerzas curdas que combatían contra los milicianos y para proteger a las minorías religiosas.

Además de la brutalidad de Estado islámico contra el pueblo de Irak y Siria, los líderes occidentales han expresado su preocupación de que el grupo traslade sus operaciones terroristas fuera de la región.

Esta semana, Estados Unidos y cinco países árabes aliados ampliaron la campaña aérea a Siria, donde el grupo miliciano combate contra las fuerzas del presidente Bashar Assad, así como contra los rebeldes apoyados por Occidente.

John Miller, el principal funcionario de contraterrorismo del Departamento de Policía de Nueva York, dijo que estaban al tanto de las declaraciones del funcionario iraquí "y estamos en estrecho contacto con el FBI y otros socios federales para evaluar esta amenaza en particular".

Nueva York tiene el sistema de trenes subterráneos más extenso del país.

___

Los periodistas de AP Jake Pearson y Julie Pace en Nueva York contribuyeron con este despacho.