Ruhani: extremistas quieren destruir civilización

El presidente iraní dijo el jueves que el papel de los extremistas que siembran el caos en el Medio Oriente tiene como objetivo la destrucción de la civilización y el fomento de la islamofobia.

Hassan Ruhani dijo a la Asamblea General de la ONU que con ello se crea "terreno fértil para una mayor intervención de fuerzas extranjeras en nuestra región".

Los extremistas acuden al Medio Oriente desde todas partes del mundo con una sola ideología, "la violencia y el extremismo", dijo el mandatario.

Puso en duda que el mundo estuviera unido contra la amenaza de los extremistas y dijo que los países que los apoyan deben pedir perdón, no solo a la "generación pasada sino también a la próxima generación".

Ruhani también sostuvo que es posible alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear de su país antes de que se venza el plazo en noviembre si Occidente quiere lograrlo y muestra flexibilidad.

Irán está decidido a seguir tomando medidas que fortalezcan la confianza y la transparencia en las negociaciones nucleares, dijo el mandatario.

Ruhani dijo que un acuerdo sobre el programa nuclear crearía un nuevo ambiente para "la cooperación a niveles regionales e internacionales, lo que permitiría enfocarse en algunos de los asuntos regionales más importantes como el combate a la violencia y al extremismo en la región".

Indicó que también representaría una "oportunidad histórica" para que Occidente demuestre que no pasa por alto un tratado internacional que permita a Irán contar con un programa nuclear pacífico para producir energía.