Premier de Portugal, bajo la lupa por tema fiscal

El primer ministro de Portugal está bajo una intensa presión para explicar las discrepancias que se dieron a conocer en las declaraciones fiscales que hizo en la década de 1990.

El principal partido de posición, el Partido Socialista, exigió el jueves que Pedro Passos Coelho rinda cuentas "completas y detalladas" sobre el tema.

Las interrogantes surgieron después de que la prensa reportó acusaciones de que Passos Coelho recibió pagos como consultor de una empresa de 1995 a 1999. En ese tiempo, él decía que estaba trabajando sólo como legislador.

El primer ministro dice que no recuerda con detalle sus ingresos de ese periodo y pidió a la oficina de la fiscalía general investigar si violó la ley.

El estatuto de limitaciones en cualquier caso de fraude fiscal ya expiró, pero si se encuentra alguna inconsistencia podría dañar el capital político de Passos Coelho y podría verse obligado a renunciar.