Los sindicatos de pilotos y Air France están negociando para terminar una huelga de 11 días contra los planes de recorte de gastos de la aerolínea.

Los paros dejaron en tierra más de la mitad de los vuelos de la compañía, con pasajeros varados en todo el mundo.

Air France se ofreció el miércoles por la noche a eliminar una parte central de su plan para trasladar la mayoría de sus operaciones europeas a la operadora de bajo coste Transavia.

La huelga se convocó para protestar por ese plan, ya que los pilotos lo consideran una forma de externalizar sus empleos a países con menores costes fiscales y laborales. Air France quiere reestructurarse para mantenerse competitiva frente a las aerolíneas asequibles y las pujantes operadoras del golfo Pérsico.

Guillaume Schmid, del sindicato de pilotos SNPL, indicó que los sindicatos habían respondido con una contraoferta que fue rechazada en las conversaciones de la noche con la gestión de las aerolíneas, y después remitieron otra contraoferta que se estaba tratando en las negociaciones del jueves.