Obama pide a ONU desmantelar red de muerte de EIIL

Confrontado por la creciente amenaza de los milicianos del Medio Oriente, el presidente Barack Obama imploró el miércoles a los líderes mundiales en Naciones Unidas congregarse detrás de su ampliada campaña militar para desmantelar al grupo Estado Islámico y su "red de muerte".

"No puede haber razonamiento, ni negociación, con este tipo de maldad", dijo Obama ante la Asamblea General. En un sorprendente cambio de postura de un presidente que anteriormente se había mostrado reacio a tomar medidas militares, Obama declaró que la fuerza es el único lenguaje que los milicianos comprenden. Advirtió a quienes se han sumado a la causa del grupo a "abandonar el campo de batalla mientras pueden".

La creciente guerra contra el grupo Estado islámico fue sólo una de una cascada de crisis que confrontaron los presidentes, primeros ministros y monarcas en la reunión anual de la Asamblea General de Naciones Unidas. Entre los temas que compiten por atraer la atención se encuentran las continuas provocaciones de Rusia en Ucrania, un mortífero brote de ébola en África Occidental y la situación de los civiles atrapados en medio de conflictos en todo el mundo.

"Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial no había habido tantos refugiados, personas desplazadas y buscadores de asilo", indicó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mientras iniciaba la sesión del miércoles.

En una acción inusual, Obama también presidió una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la que los miembros adoptaron de manera unánime una resolución que exige a todos los países prevenir el reclutamiento y transporte de potenciales combatientes extranjeros que se preparan para unirse a organizaciones terroristas como el grupo Estado Islámico.

La campaña militar liderada por Estados Unidos en Medio Oriente fue el centro de gran parte de las discusiones del día. Después de semanas de ataques aéreos en Irak, los aviones estadounidenses empezaron a bombardear blancos en Siria esta semana, a los que se unió una inexperta coalición de cinco países árabes: Bahréin, Arabia Saudí, Jordania, Catar y los Emiratos Árabes Unidos. El miércoles se registraron más ataques de Estados Unidos en ambos lados de la frontera entre Siria e Irak.

Francia también ha participado en los ataques en Irak, y la oficina del primer ministro británico David Cameron anunció que el Parlamento se reunirá en Londres a fin de debatir si deberían unirse a la campaña.

El grupo Estados Islámico se ha atribuido la decapitación de dos periodistas estadounidenses y un trabajador de ayuda humanitaria británico, causando la indignación de Occidente y contribuyendo a un incremento del apoyo público a las acciones militares.

___

El periodista de The Associated Press Josh Lederman contribuyó a este despacho.

___

Julie Pace está en Twitter como http://twitter.com/jpaceDC y Edith Lederer como: http://twitter.com/EdithLedererAP