Alemania endurece la ley contra evasores fiscales

Alemania está endureciendo las normas que permiten a los evasores fiscales evitar sanciones si confiesan, una medida que sigue a la entrada en prisión el pasado marzo del propietario del Bayern Munich, equipo insignia de la liga germana.

El gobierno aprobó el miércoles una norma que amplía el estatuto de limitaciones de la evasión fiscal a 10 años. Actualmente, en muchos de los casos, expira a los cinco años.

Hasta ahora, la gente que confiesa evadir menos 50.000 euros (64.300 dólares) no pagaban ninguna cantidad extra a las autoridades y, por encima de ese nivel, abonaban un recargo del 5%. En el futuro, los evasores confesos pagarán un 10% extra por evadir 25.000 euros o más.

El expresidente del Bayern, Uli Hoeness, cumple tres años y medio de cárcel por evadir millones a través de una cuenta no declarada en Suiza. Él mismo se entregó a las autoridades, pero su declaración fue hallada incompleta.