Michigan: Reubicarán a roble centenario

Un árbol de al menos dos siglos de vida y gran altura que se encuentra en la Universidad de Michigan será reubicado para dar paso a un proyecto de construcción.

La institución de enseñanza superior, ubicada en la localidad de Ann Arbor, se dispone a cambiar de lugar al roble bur, que tiene entre 250 y 300 años, y casi 20 metros (65 pies) de altura porque hará una ampliación a un costo de 135 millones de dólares.

Cuadrillas de trabajadores de una empresa especializada en la mudanza de árboles ha efectuado durante meses los preparativos para la reubicación.

"Esta será para nuestros estudiantes una oportunidad verdadera y activa de aprendizaje, y esto a fin de cuentas explica lo que estamos haciendo", dijo Allan Cotrone, principal funcionario administrativo de la Escuela de Negocios Stephen M. Ross.

El roble data de al menos 1764, es decir 73 años antes de que la universidad se cambiara de Detroit a Ann Arbor y 60 años antes de la fundación de la ciudad.

La localidad de Ann Arbor lleva ese nombre en honor de las esposas de los fundadores y de la pérgola que creaban de manera natural los robles gigantes en la zona.

La historia fue determinante en la decisión de reubicar el árbol, de 1,39 metros (55 pulgadas) de diámetro, dijo Cotrone.

Y hubo los recursos. El cambio de lugar del roble tendrá un costo de 400.000 dólares que se incluyen en el precio del proyecto de expansión de la Escuela Ross que se hará con dinero de donadores.

La única dificultad para Cotrone y otras autoridades de la escuela era cómo cambiar de lugar al árbol. Entonces intervino la empresa Environmental Design Inc., con sede en Texas.

La compañía ha reubicado árboles durante décadas en todo el mundo. El vicepresidente de la firma, Paul Cox, dijo que el roble de Ann Arbor no es el más grande que la EDI haya cambiado de lugar pero sí "uno de los de mayor tamaño".

Las cuadrillas instalaron tubos que servirán de "plataforma elevadora" para subir al árbol y tierra con un peso de entre 340,1 y 385,5 toneladas (entre 750.000 y 850.000 libras) a un vehículo, que lo transportará a unos 180 metros (600 pies) de distancia.

Sobre las posibilidades de que el roble sobreviva a la reubicación, Cox dijo que "tenemos alrededor de 80%".