Santos espera una Venezuela "constructiva" en ONU

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos dio por sentada la elección de Venezuela para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y expresó su esperanza de que ese país "pueda mantener una posición constructiva" en el organismo mundial.

Ya es "un poco tarde" para cuestionar la candidatura de Venezuela, que ya está "cocinada", declaró Santos el martes en una entrevista con la Associated Press en Nueva York, a donde vino esta semana con motivo de la Asamblea General de la ONU.

"Hay unos procedimientos, unas formas que están establecidas y esas formas se están llevando a cabo", dijo Santos.

"Esperamos que pueda mantener una posición constructiva. Todos los miembros del Consejo de Seguridad deben tener una posición constructiva. Tienen una gran responsabilidad", señaló.

El mandatario colombiano dijo que la candidatura de Venezuela al Consejo de Seguridad se remonta a varios años y que las normativas establecen que si ningún país hace competencia al candidato, éste recibe el apoyo unánime de toda la región.

Venezuela tiene, de hecho, el apoyo unánime de América Latina para la banca rotatoria de la región en el Consejo. En el 2006 los venezolanos disputaron una banca con Guatemala y ninguno de los dos obtuvo los votos necesarios luego de 47 rondas. Al final ambos tuvieron que dar un paso al costado y la banca se la llevó Panamá.

Santos dijo a la AP que la situación económica de Venezuela, "para bien o para mal" afecta a Colombia, por ese motivo su país está interesado en la "estabilidad" del país vecino. Aun así el mandatario destacó que Colombia, junto a Brasil, Ecuador y la Iglesia, está estimulando el diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana y que por ese motivo el presidente quería ser "muy prudente" con sus declaraciones.

"Estamos ofreciendo que si podemos ayudar en alguna forma a que se normalice la situación entre gobierno y oposición pues entonces estaremos nosotros listos a ayudar", indicó.

Por otro lado, Santos comentó sobre las recientes deportaciones de su gobierno de dos estudiantes venezolanos, críticos del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Las expulsiones generaron críticas a ambos lados de la frontera por grupos que temen que tanto Lorent Saleh como Gabriel Vallés sufran represalias injustas en Venezuela.

Santos dijo que a él le informaron de que ambos jóvenes se encontraban ilegalmente en Colombia y que querían matricularse en la Escuela de Guerra con documentación falsa, además de usar uniformes de fuerzas militares, entre otras cosas.

"Me dijeron que ya les habían arrestado en Colombia por estar haciendo demostraciones en manifestaciones violentas. Yo le pregunto a usted ¿esas posiciones las permitiría en su país?", preguntó Santos.

Las autoridades colombianas dijeron que Saleh enfrentaba varios cargos y una orden de arresto en Venezuela. Sobre Vallés, las autoridades colombianas indicaron que había llevado a cabo actividades prohibidas por leyes migratorias.