Tensión en China por sentencia a académico

Un tribunal sentenció el martes a cadena perpetua a un académico chino moderado, una condena que mostraría que el gobernante Partido Comunista está dando pasos atrás en el diálogo para reducir las tensiones étnicas, dijeron estudiosos y analistas.

Un tribunal declaró culpable de separatismo al profesor de Economía Ilham Tohti, del grupo étnico musulmán uigur, y lo condenó a prisión de por vida. Fue la sanción más severa en una década para lo que China considera como discurso político ilegal y eclipsó la sentencia de 11 años de cárcel aplicada contra el Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo por subversión.

"La situación de Ilham Tohti nos provoca a académicos como yo... que trabajan en el asunto, una gran preocupación por nuestra seguridad y libertad académica", dijo un estudioso después de conocerse la sentencia del martes. El académico pidió el anonimato por temor a que las autoridades lo castiguen.

Ilham Tohti es visto como una voz moderada, con lazos tanto con la etnia uigur como con la mayoría china, de la etnia han. Como miembro del Partido Comunista y profesor de la Universidad Minzu de Beijing, el académico administró un cibersitio uigur que destacaba los problemas que afectan a esa etnia.