Demócratas y republicanos disconformes

Aunque difieren en un sin fin de temas, tanto los republicanos como los demócratas están de acuerdo en algo: ninguno está conforme con la manera en que sus respectivos partidos han abordado el tema de los inmigrantes que se encuentran en el país sin permiso legal.

La gran mayoría de los republicanos y simpatizantes republicanos (56 está en desacuerdo sobre la forma en que su partido aborda el tema de la inmigración ilegal, mientras que poco más de la tercera parte (37%) considera que su partido representa sus posiciones en este tema, de acuerdo con una encuesta difundida el martes por el Centro de Investigaciones Pew.

Aunque los demócratas son más positivos sobre la forma en que su partido maneja el tema de la inmigración ilegal, están divididos por partes casi iguales: el 44% considera que el Partido Demócrata no está haciendo un buen trabajo, y el 47% considera que sí.

Entre los demócratas, los más críticos son los hispanos, según el estudio.

La encuesta del Centro Pew fue realizada entre el 2 y el 9 de septiembre entre 2.002 adultos, entre ellos 863 republicanos y simpatizantes republicanos, y 913 demócratas y simpatizantes demócratas.

Las entrevistas telefónicas fueron efectuadas entre personas de 18 años o más, en todo el país. La muestra tendría un nivel de confianza del 95% para los diferentes grupos entrevistados, de acuerdo con la organización.

Los demócratas y los republicanos desconformes con la forma en que sus partidos abordan el tema de la inmigración ilegal, tienen críticas diferentes.

Un tercio de los republicanos sostiene que su partido no ha hecho una buena labor porque ha favorecido demasiado que los inmigrantes sin permiso para permanecer en el país obtengan un estatus legal, mientras que sólo un 18% dice que el Partido Republicano no ha hecho un buen trabajo porque no ha estado en favor de permitir que los inmigrantes consigan un permiso para permanecer legalmente en Estados Unidos.

Del lado demócrata, en tanto, un 21% responsabilizó a su partido por favorecer demasiado un estatus legal para las personas que permanecen ilegalmente, y casi la misma cantidad (un 20 por oponerse a que consigan un permiso de permanencia legal.

Una gran mayoría de los demócratas negros (el 63 respaldó el trabajo del partido del presidente Barack Obama en temas de inmigración, superando incluso la aprobación del 45% que le dieron los demócratas hispanos a ese trabajo, y del 42% correspondiente a los blancos hispanos.

Los hispanos demócratas son más proclives que los blancos y negros a criticar a su partido por no buscar con ahínco un estatus legal para los inmigrantes sin permiso de permanencia.

Cuatro de cada 10 hispanos demócratas (el 40 cree que su partido no está trabajando bien en este tema, mientras que el 17% de los blancos demócratas y el 13% de los negros demócratas opinan lo mismo

El estudio reveló también que los republicanos son más críticos que los demócratas sobre la forma en que su partido maneja cuatro temas importantes: la inmigración ilegal, el aborto, el gasto público y el matrimonio de personas del mismo sexo.

Los republicanos de mayor edad y los simpatizantes republicanos son los más críticos sobre la forma en que su partido aborda los temas de la inmigración ilegal y los que más probablemente responsabilizan a su partido por estar demasiado en favor de otorgarles un estatus legal a los inmigrantes que permanecen sin permiso en el país.

Entre los republicanos de 35 años o más, el 60% dijo que su partido no representa sus posiciones en el tema de la inmigración ilegal, mientras que un 33% dijo que sí está haciendo un buen trabajo.

Los republicanos de menos de 35 años, en cambio, están más divididos: el 48% respondió que el partido de la oposición está trabajando de manera correcta, y un 45% opinó lo contrario.