Yemen denuncia "conjura extranjera"

El presidente yemení Abed Rabo Mansur Hadi dijo el martes que el avance de rebeldes chiís en la capital es parte de una "conjura extranjera" por la cual culpó implícitamente a Irán, al que acusa de respaldar al grupo.

Los rebeldes chiís llamados hautis atravesaron la capital tras una semana de combates en los que infligieron una fuerte derrota a los islamistas sunís.

El domingo se firmó un acuerdo de paz con mediación de las Naciones Unidas que hizo fuertes concesiones a los hautis, los que apostaron combatientes en las calles, instalaron retenes y se apoderaron de armas en los cuarteles de sus oponentes.

"Los capítulos de la conjura extranjera todavía no están completos", dijo Hadi en una reunión de legisladores.

Hadi ha dicho que los hauti reciben apoyo iraní, cosa que Teherán niega.