Bolivia: piden legalizar la venta de ropa usada

Vendedores se movilizan y presionan al gobierno para que se legalice la importación y venta de la ropa usada mientras el sector productivo pide que se continúe con la prohibición.

"Somos más de 250 000 comerciantes en todo el país. Nosotros pedimos que podamos traer libremente la ropa usada y el gobierno no nos quiere escuchar", dijo el martes el vicepresidente de la Confederación Nacional de Ropa y Prendería a Medio Uso, Gonzalo Cabrera.

En declaraciones el martes a la televisora Red Uno, Cabrera aseguro que el sector está movilizado y que realizará marchas y otras acciones de presión para que no les quiten la mercadería usada en operativos de control aduanero. Ya el lunes salieron en una marcha centenares de vendedores en La Paz.

Mientras tanto, el sector empresarial y productivo exigió la detención de los vendedores porque ellos venden la ropa usada sin contar con permiso.

El gobierno decretó que la importación y venta de este tipo de ropa sea prohibida a fin de incentivar un cambio de actividad de los vendedores y que produzcan ropa o vendan productos nacionales; sin embargo, Cabrera aseguró que nada se eso sea logrado.

Entre tanto, el mercado de venta y compra de la ropa usada continúa gracias a un contrabando que se incrementó de 80 millones de dólares, en 2011, a 160 millones de dólares en 2013, según informó el presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa, Víctor Ramírez.

Para Ramírez, por la venta de esta ropa no hay oportunidades para los pequeños productores.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, aseguró que no se derogará el decreto de prohibición de la importación y venta de la ropa usada.

En 2007, el gobierno destinó 10 millones de dólares, provenientes del Banco de Desarrollo Productivo, con créditos venezolanos, para que los vendedores se capaciten y produzcan ropa nacional. Cabrera dijo que hasta el momento no habido dicho plan.