Cadillac muda sus oficinas a Nueva York

Cadillac, la marca de lujo de General Motors, trasladará su sede a la ciudad de Nueva York el año próximo, a fin de estar más cerca de los adinerados.

La marca de automóviles de gama alta, que ha perdido ventas este año frente a sus rivales alemanes, también se convertirá en una unidad de negocios independiente, con la intención de que tenga más libertad para buscar crecimiento global.

"No hay ciudad en el mundo donde los habitantes estén más inmersos en un estilo de vida premium que en Nueva York", declaró Johann de Nysschen, nuevo presidente de la marca, en un comunicado emitido el martes para hacer el anuncio.

"Esto permitirá a nuestro equipo compartir experiencias con los consumidores de marcas de lujo y desarrollar actitudes en común con nuestro público", agregó.

En agosto, GM contrató a Nysschen, quien trabajaba al frente de la marca de lujo de Nissan, Infiniti, luego que esa marca aumentara sus ventas en Estados Unidos en un 7% en lo que va de este año.

Cadillac, sin embargo, no ha tenido el mismo desempeño. Sus ventas se han desplomado casi un 5% este año a pesar de que varios de sus vehículos más recientes han recibido buenas críticas.

La caída de las ventas ha ocurrido pese a que las ventas de productos de lujo y el mercado de Estados Unidos en general están creciendo.