Detroit: No podemos regalar el agua potable

El Departamento de Aguas de Detroit defendió el lunes sus normas para el corte del servicio y advirtió que entregar agua potable gratis a los que no pagan la factura sería "devastador" para las arcas de la ciudad.

El juez Steven Rhodes interrumpió el juicio por bancarrota de la municipalidad de Detroit para escuchar pruebas en una controversia que ha estado en ebullición todo el verano. Una coalición que representa a vecinos de bajos ingresos le ha pedido que suspenda los cortes de agua y reanude el servicio a los que lo han perdido.

Pero la abogada municipal dijo que el departamento infringiría las leyes de Michigan y los acuerdos con los tenedores de bonos municipales si lo obligan a entregar agua y no cobrar las facturas pendientes.

Las "preocupaciones humanitarias son muy convincentes" pero la justicia es clave también, dijo Mithani, señalando que 60% de los habitantes de la ciudad pagan el agua a tiempo.

Los que se oponen a los cortes alegan que "todos los habitantes tienen el derecho inherente a recibir agua sin pagar", dijo.

El departamento aumentó los cortes en marzo y unos 15.000 clientes se han quedado sin servicio entre abril y junio. A esto siguieron críticas y protestas, incluso apelaciones a las Naciones Unidas.

Detroit suspendió los cortes durante aproximadamente un mes en el verano, pero los reanudó en agosto después que el alcalde Mike Duggan alentó a la población a pagar 10% de lo adeudado e inscribirse en un plan para pagar el resto a plazos.

"Tiene el potencial de ser devastador" para el presupuesto del departamento si se ordena al gobierno municipal detener los cortes, dijo al juez Sue McCormick, directora de la entidad.

Carol Ann Bogden dijo que las nuevas normas no la han ayudado. Contó que se baña en la cocina con agua comprada en la tienda desde que le cortaron el servicio en julio. Bogden debe 1.120 dólares en facturas de agua, pero perdió su identificación y no ha podido inscribirse en el plan de pagos.

Hasta el 31 de julio se debían al departamento 86 millones de dólares en cuentas atrasadas más de dos meses.

El economista Roger Colton, de Belmont, Massachusetts, testificó a favor de los críticos de los cortes y dijo que los ingresos de los consumidores deben ser un factor a tomar en cuenta en como el gobierno municipal cobra el agua.

___

Ed White está en Twitter como: http://twitter.com/edwhiteap