EEUU contra reubicación empresarial al extranjero

El gobierno del presidente Barack Obama anunció el lunes una ofensiva contra la reubicación empresarial por razones tributarias, con el fin de reducir la cantidad de compañías estadounidenses que cambian su sede al extranjero en un intento por eludir el pago de impuestos.

Las nuevas normas emitidas por el Departamento del Tesoro hacen esa maniobra menos lucrativa al prohibir técnicas creativas que las compañías usan para reducir su factura tributaria. Además, el gobierno federal dificulta a las empresas mudarse al extranjero al aumentar los requisitos que deben cumplir.

"Esto reducirá significativamente la capacidad de las empresas estadounidenses que se reubican en otros países para no pagar impuestos", dijo el secretario del Tesoro, Jacob Lew, quien agregó que para algunas compañías que contemplan dar este paso, las nuevas medidas hacen que "ya no tengan sentido desde el punto de vista económico".

Obama dijo que estaba satisfecho de que el Tesoro estuviera tomando medidas para dar marcha atrás a la tendencia de empresas que tratan de "explotar esta brecha" para no pagar los impuestos que justamente deben abonar. Pero dijo que seguía exhortando al Congreso a implementar una reforma fiscal más amplia que reduzca la tasa impositiva a las empresas, elimine vacíos en la ley y simplifique el código tributario.

"Aunque no hay un sustituto para medidas legislativas, mi gobierno actuará siempre que pueda para proteger el los avances que el pueblo ha trabajado tan duro para conseguir", expresó Obama en un comunicado.

El anuncio del lunes es una alerta para las empresas de que el Tesoro redactará nuevas normas, pero las nuevas medidas entrarán en vigor inmediatamente aunque esas normas no se hayan aprobado. Eso significa que cualquier transacción realizada desde el martes estará sujeta a restricciones más fuertes.

Unas 50 empresas estadounidenses han establecido sus sedes fuera del país en el último decenio y más están estudiando hacerlo, según el Servicio de Investigaciones del Congreso, una entidad no partidista. La reciente ola de traslados al exterior ha estado dominada por firmas de servicios médicos, como los laboratorios AbbVie, que anunciaron planes de fusionarse con un fabricante de medicamentos de Gran Bretaña.

El momento del anuncio también resalta el atractivo que los demócratas opinan que tiene la medida entre los electores, con lo que la Casa Blanca prácticamente reta a los republicanos a expresar su oposición.