Muchos siguen sin electricidad en Los Cabos

Autoridades en el noroeste de México están esforzándose para restablecer el suministro de electricidad en la zona turística de Los Cabos una semana después del paso del huracán Odile, y dijeron el lunes que el 19% de los clientes en el área ha recuperado el servicio.

Las noticias fueron mejores para otras comunidades de la península de Baja California donde Odile golpeó con menos fuerza: regresó la electricidad a 95% de la parte norte de Baja California Sur, y a 90% de la ciudad capital, La Paz, según la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Mientras tanto, la Secretaría de Turismo dijo en un comunicado que aproximadamente 27.000 personas salieron por aire del lugar en más de 200 vuelos especiales. Agregó que se esperaba que el sumamente dañado Aeropuerto Internacional de Los Cabos reanudara sus operaciones normales a partir del 8 de octubre.

Odile tocó tierra en la punta sur de la península a última hora del 14 de septiembre como huracán categoría tres, devastando casas, almacenes y negocios.

El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong señaló que prácticamente ningún poste de distribución de electricidad quedó de pie en Los Cabos, lo cual convirtió en una tarea imponente el restablecimiento de la red eléctrica.

La CFE dijo el lunes que 3.900 empleados estaban trabajando en Baja California Sur para restablecer el servicio, y que se estaban utilizando 280 generadores de emergencia para proveer los servicios más esenciales.

El día previo, las autoridades anunciaron que fue encontrado el cadáver de un hombre ahogado en un manglar cerca de La Paz, aumentando a cinco la cifra de muertes atribuidas a la tormenta. El hombre fue identificado como un turista británico de 45 años cuya esposa también murió.

Policías y soldados estaban patrullando las zonas turísticas de Los Cabos (Cabo San Lucas y San José del Cabo) y protegiendo tiendas mientras llegaban suministros básicos para reaprovisionar los anaqueles saqueados.

Al menos 23 personas han sido arrestadas bajo sospecha de robo.

Los puertos fueron reabiertos el domingo.