Investigan denuncias de abusos en cárceles de NY

Un fiscal federal manifestó preocupación el lunes por una versión noticiosa de que funcionarios de la ciudad de Nueva York le hubiesen suministrado estadísticas incompletas sobre evidencias de un problema en la cárcel de Rikers Island y advirtió que podría tomar medidas legales para forzar la aplicación de reformas significativas.

Preet Bharara emitió la inusual orden escrita después que The New York Times reportó que un informe confidencial reveló que la ciudad omitió cientos de peleas de prisioneros de las estadísticas entregadas a las autoridades federales que investigaban posibles violaciones a los derechos civiles. El periódico agregó que los supervisores correccionales involucrados en el informe han sido promocionados.

"Si, como se ha reportado, nos han entregado información incompleta e imprecisa, y si se han instrumentado promociones cuestionables, no nos inspira confianza en que la ciudad cumpla rápidamente con sus obligaciones constitucionales", afirmó.

Bharara agregó que su oficina no extraía conclusiones apresuradas sobre el compromiso de la ciudad a reformarse, pero que todas las opciones quedaban abiertas.

"Nos disponemos a tomar acciones legales para forzar las reformas largamente esperadas en Rikers, si eso resulta necesario", afirmó el mes pasado.

La oficina del fiscal emitió un informe enérgico sobre la investigación del Departamento de Justicia sobre violencia en tres cárceles para jóvenes en Rikers Island. Halló que las celdas eran extremadamente violentas e inseguras y que los guardias violaban rutinariamente los derechos constitucionales de los reclusos adolescentes, haciendo uso de "fuerza innecesaria y excesiva".