Florida, Georgia dividen premio escolar

Distritos escolares de Florida y Georgia se dividirán el millón de dólares del Premio Broad, la primera vez que sucede con el prestigioso galardón otorgado a escuelas públicas de Estados Unidos.

Las escuelas públicas del condado de Gwinnett en Atlanta, Georgia, y las del condado de Orange en Florida recibirán becas universitarias para sus graduados de secundaria por valor de 500.000 dólares para cada distrito, se anunció el lunes.

El premio gratifica a los distritos que mejoran el rendimiento de sus estudiantes desaventajados. Los criterios incluyen calificaciones en los exámenes, tasas de graduación, rendimiento comparado con otros distritos del estado, preparación de los estudiantes para asistir a la universidad y cierre de la brecha de rendimiento entre grupos étnicos y entre alumnos de altos y bajos ingresos.

Los dos ganadores fueron escogidos entre 75 distritos participantes.

En una carta en nombre del jurado, el ex gobernador de Pennsylvania, Ed Rendell, dijo que la elección de dos finalistas --en lugar de cuatro o cinco, como es habitual-- se debió a la falta de progreso de las escuelas urbanas. Los dos finalistas fueron ganadores. Integraron el jurado el ex secretario de Vivienda, Henry Cisneros; la ex secretaria de Salud, Donna Shalala; la ex secretaria de Educación, Margaret Spellings, y el ex senador Christopher Dodd, actual gerente general de la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos.

El distrito de Gwinnett, que había ganado el premio en 2010, fue elegido porque es "de manera consecuente uno de los de más alto rendimiento en Georgia", dijo Rendell. De los 170.000 estudiantes del distrito, un tercio son negros y un cuarto hispanos.

El distrito de Orange fue elegido debido a sus impresionantes logros en los últimos años. Tiene más de 187.000 estudiantes, un tercio de los cuales son hispanos y un cuarto negros.