Clima frustra lucha contra incendio en California

Los bomberos que combaten un enorme incendio en el norte de California se preparaban para temperaturas altas y vientos erráticos el lunes, después que el clima fresco y húmedo del fin de semana les permitió realizar algunos progresos.

El fuego al este de Sacramento 355 kilómetros cuadrados (137 millas cuadradas) el lunes, unos 23 kilómetros cuadrados (nueve millas cuadradas) más que el día anterior. El cambio de clima pronosticado podría favorecer las llamas, dijo el vocero de bomberos Ryan Lubben.

Más de 5.000 bomberos --algunos llegados de estados distantes como Alaska y Florida-- lograron aumentar la contención del incendio del 10 al 17%, dijo el capitán Tom Piranio. Estaba contenido en un 18% el lunes por la mañana.

"La llovizna intensa fue de enorme ayuda para los bomberos", dijo.

Horas antes, la contaminación del aire obligó a cancelar dos concurridos certámenes del triatlón Ironman en el vecino lago Tahoe, para decepción de unos 3.000 atletas que se habían anotado, dijo el gerente de operaciones de Ironman, Keats McGonigal.

La competencia consiste en una carrera de resistencia de 225 kilómetros (140 millas) sucesivamente a nado, en bicicleta y a pie.

El incendio al este de Sacramento comenzó el 13 de septiembre y amenazaba unas 12.000 viviendas. Según cifras preliminares difundidas el domingo, ha destruido 10 viviendas y otros 22 edificios en Pollock Pines.

Piranio dijo que los equipos de evaluación regresaban al terreno escapado para estimar los daños.

"Ha sido muy difícil acceder a las zonas incendiadas porque hay mucho terreno inaccesible", dijo. "Teníamos que asegurarnos que se podía entrar con seguridad".

Un centenar de evacuados pudieron regresar a sus hogares, pero alrededor de 2.700 permanecían bajo órdenes de evacuación, dijo el vocero Daniel Berlant. Las llamabas amenazaban una importante instalación de la Universidad de California en Berkeley donde se realizan experimentos con árboles, plantas y otro tipo de vida silvestre.

Un hombre acusado de iniciar el incendio, Wayne Allen Huntsman, de 37 años, se declaró inocente el viernes y permanecía en la cárcel de El Condado. Se le fijó fianza de 10 millones de dólares.