Autoridades: Amenaza digital del Estado Islámico

La edición más reciente de la revista digital "Dabiq" tiene fotos brillantes de extremistas sonrientes del Estado Islámico, cuerpos mutilados en el campo de batalla y artículos con títulos como "Sin yihad no ha vida" y "Obama tiene manchadas las manos con la sangre de Foley".

La revista se refiere a los estadounidenses como "cruzados" y "apóstatas", e insiste en que los "musulmanes sinceros" tienen que ayudar a acelerar "el colapso total del imperio estadounidense".

Las autoridades dicen que la revista --que se publica en internet en inglés y otros idiomas-- se ha convertido en una potente herramienta de propaganda del Estado Islámico para reclutar a occidentales. También advierten que la publicación, junto con otros mensajes uy videos inflamatorios en Twitter y otros medios sociales, tienen la fuerza necesaria para incitar a personas que planean por su cuenta actividades como las que las autoridades han mencionado recientemente en Australia y el norte del estado de Nueva York.

"Es una amenaza del momento: su capacidad para inspirar a personas en Estados Unidos que no pueden viajar a Siria a combatir, o inspirar a personas a que viajen a Siria para entrenarlos y que regresen y cometan actos terroristas", dijo recientemente William Bratton, comisionado de la Policía de Nueva York.

Autoridades australianas han detenido a varios sospechosos en un supuesto plan para realizar decapitaciones en Sidney. Al otro lado del mundo, Mufid Elfgeeh, de Rochester, Nueva York, se declaró inocente de cargos que lo acusan de tratar de ayudar a tres individuos a llegar al Medio Oriente y planear el asesinato de militares estadounidenses que regresaban de la guerra, así como de chiíes en la zona de Rochester.

La propaganda de los terroristas en internet --y la preocupación de las entidades policiales-- n es nueva. Desde los atentados terroristas del 11 de septiembre, la Policía de Nueva York (NYPD) ha asignado a agentes descendientes de extranjeros que manejan bien idiomas como el árabe y el farsi a revisar portales de internet que propagan el odio hacia Occidente. En 2007 la entidad también dio a conocer un análisis de esa propaganda puede impulsar a jóvenes del Medio Oriente que se han desilusionado con la vida en Estados Unidos a incorporarse a la yihad.

Pero las autoridades dicen que el desarrollo del Estado Islámico y la proliferación de organizaciones originadas en el grupo radical al-Qaida ha multiplicado los mensajes antiestadounidenses en internet, que llegan a una audiencia incluso más amplia y aumentan el potencial de invitar a actividades violentas.

"El Estado Islámico y al-Qaida compiten por ver cuál hace más", dijo Jerome Hauer, comisionado de la División de Nueva York de Seguridad Nacional. "Creo que el Estado Islámico se convertirá en un reto mayor con el paso del tiempo".

Uno de los mensajes que se publicó la semana pasada, titulado "A los solitarios en EE.UU: Cómo fabricar una bomba en la cocina para crear escenas de horror en centros turísticos y otros objetivos"-- supuestamente fue aprobado por el Estado Islámico. Las autoridades locales están menos preocupadas por la autenticidad de esos mensajes y más sobre si ayudan a radicalizar a terroristas nacionales, dijo John Miller, principal funcionario contraterrorista de la NYPD.

"Cuando se habla de las amenazas en los medios sociales, lo importante no es dónde se origina el mensaje, sino en los que le prestan atención", dijo Miller. "Esos mensajes están dirigidos a esa persona que toma por su cuenta la información y ataca por su cuenta"

La primera edición de "Inspire" --otra revisa digital vinculada a una organización afiliada con al-Qaida y conocida por publicar planos para construir bombas caseras y recomendar objetivos en Estados Unidos-- fue descargada y encontrada en la computadora de uno de los dos hermanos acusados en el atentado al Maratón de Boston, afirman las autoridades. Una edición posterior al ataque proclamó: "Las acciones de estos dos hermanos... es la verdadera imagen reflejada por las actividades sangrientas que llevan en sus manos, de las políticas opresivas de sus regímenes de opresión".

El contenido de "Dabiq", el nombre de una ciudad del norte de Siria, se basa en textos religiosos para justificar el califato y su autoridad religiosa sobre todos los musulmanes. La edición más reciente culpa al presidente Barack Obama por la decapitación del periodista estadounidense James Foley por negarse a negociar su liberación, y acusa a Estados Unidos de hipocresía.

"Si un yihadista mata a un solo hombre con un cuchillo, es el asesinato bárbaro de un 'inocente' ", dice un artículo. "Pero si los estadounidenses matan a miles de familias musulmanas en todo el mundo con cohetes, es sólo 'daños colaterales' ".

Las autoridades dicen que Elfgeeh, de 30 años, expresó frustraciones similares. Según documentos presentados al tribunal, fue grabado mientras se quejaba de que las fuerzas militares estadounidenses estaban matando a mujeres y niños y que "si uno mata en nombre de Alá has defendido nuestras santidades y vengado su sangre".

"Dabiq" no ofrece detalles sobre dónde se produce. Pero afirma: "Al equipo de Dabiq le gustaría escuchar la opinión de sus lectores". Un correo enviado a varias direcciones electrónicas no ha generado ninguna respuesta.