Kentucky: Muere bombero por desafío de agua helada

Un bombero del centro de Kentucky que resultó herido en un "reto del agua helada" falleció un mes después de que él y otro de sus compañeros sufrieran una severa descarga de un cable de alta tensión.

Tony Grider, de 41 años, murió el sábado, dijo el jefe de bomberos de Campbellsville, Kyle Smith. Grider tenía el grado de capitán en el departamento de bomberos.

El incidente ocurrió el 21 de agosto, cuando Grider y el bombero Simon Quinn, de 22 años, iban en la canastilla del camión antiincendios. La canastilla se acercó demasiado a un cable de alta tensión después que echaran agua helada a la banda de música de la Universidad de Campbellsville.

Con el desafío del balde de agua helada se pretende incrementar los recursos así como la conciencia entre las personas para la lucha contra la enfermedad llamada esclerosis lateral amiotrópica.

Quinn fue dado de alta el 15 de septiembre.

Otros dos bomberos también resultaron lesionados, pero se les dio de alta de otro hospital.

La Universidad de Campbellsville es una institución cristiana privada que tiene unos 3.600 estudiantes, según su página de internet. Se ubica a unos 105 kilómetros (65 millas) al sur de Louisville.