Premier neozelandés gana la reelección

El primer ministro neozelandés, John Key, obtuvo una amplia victoria el sábado en las elecciones generales en Nueva Zelanda para un tercer mandato, un resultado que será visto como un espaldarazo a la forma como el Partido Nacional ha manejado la economía.

"Estoy extasiado", dijo Key al canal Television New Zealand mientras salía a dar su discurso ganador. "Sí, es una gran noche".

El premier dijo que la gente puede ver que el país avanza en la dirección correcta y les agradeció.

Con casi todos los votos contados, el partido de Key tenía 48% de los sufragios, mientras que su rival más cercano, el Partido Laborista, tenía apenas 25%.

"La verdad es que la votación ha regresado a un gobierno del Partido Nacional y en los siguientes días y semanas necesitaremos reflexionar por qué", dijo el líder de los laboristas, David Cunliffe, al aceptar la derrota. Dijo que llamó a Key para felicitarlo por la victoria.

"Es raro que un gobierno sea derrotado mientras haya recuperación económica, con alrededor de 4% de crecimiento, aunque hay problemas de largo plazo que necesitan abordarse", dijo Cunliffe.

Los resultados indicaban un giro hacia partidos conservadores y retrocesos para los laboristas y los verdes.

Bajo el sistema proporcional en Nueva Zelanda, los partidos usualmente tienen que formar coaliciones para gobernar periodos de tres años.

Los resultados indicaban varias posibles opciones de coalición para Key e incluso la posibilidad de que su partido gobierne a solas, algo que no ha sucedido en el país desde la introducción del sistema proporcional en 1996.

En los comicios de hace tres años el Partido Nacional ganó 47% de los votos.

Los partidarios dicen que el partido de Key ha administrado bien la economía del país durante sus seis años en el poder. La economía ha estado creciendo a una tasa de 4% y el desempleo ha caído a 5,6%. El gobierno proyecta que va a comenzar a tener superávits presupuestarios este año fiscal, luego de años de déficits.

Cunliffe había prometido construir decenas de miles de viviendas de bajo costo para personas que compran por primera vez para combatir los elevados precios en el mercado y elevar el salario mínimo.