Temores por Siria motivan reglas químicas de ONU

En respuesta a la profundización de la crisis en Siria, la agencia de salud de Naciones Unidas se apresuró el martes a dictar nuevas directrices para tratar a las víctimas de ataques con armas químicas.

La Organización Mundial de la Salud, que tiene tres miembros en el equipo de inspección química de la ONU en Siria, dijo que las nuevas directrices buscan ayudar a los trabajadores médicos a atender a víctimas de agentes de guerra química como los que presuntamente se utilizaron en el ataque del 21 de agosto en los suburbios de Damasco.

"Lo hicimos a toda prisa... dado el interés y la preocupación por lo que está ocurriendo" en Siria, dijo el portavoz Glenn Thomas. Las directrices "evolucionan a medida que tenemos una mejor comprensión de los riesgos", agregó.

La portavoz de la ONU Alessandra Vellucci dijo a periodistas en Ginebra que el equipo de inspección podría necesitar más tiempo que los 14 días previstos para completar su trabajo y que su "primera prioridad" ahora es determinar qué pasó en el ataque del 21 de agosto.

El equipo de la ONU viajó el lunes al suburbio Moadamiyeh, al oeste de Damasco, para examinar una de las zonas afectadas por el supuesto ataque químico, donde recogieron muestras y testimonios. Su caravana fue atacada por francotiradores que dañaron uno de los vehículos, pero los miembros del equipo resultaron ilesos.

Thomas dijo que las nuevas directrices mejoran la información previa que proporcionaba la OMS al incluir información más específica y un "flujo de trabajo" para los trabajadores de la salud a fin de dar seguimiento al atender pacientes.

Las directrices enumeran señales y síntomas de la exposición a agentes químicos: agentes nerviosos como el tabún, sarín o VX, agentes vesicantes (que producen ampollas en la piel) como los gases mostaza y lewisita, cianuro y agentes incapacitantes como el BZ. También cubre la exposición a agentes antidisturbios como el gas lacrimógeno y otros productos químicos tóxicos como el cloro, el fosgeno y talio.

Khawla Mattar, la portavoz del enviado especial de la ONU a Siria, Lakhdar Brahimi, dijo que sigue teniendo confianza en que se realizará una segunda conferencia de paz en Ginebra para encontrar una solución política en Siria, luego de la conferencia de cancilleres de junio de 2012, pero que "no parece" que se pueda concretar antes de octubre.