Atentados dejan 31 muertos en Irak

Varios coches bomba estallaron el viernes en Irak dejando por lo menos 31 muertos, al parecer obra del grupo Estado Islámico que ha capturado enormes partes del país, dijeron las autoridades.

Un vehículo cargado de explosivos estalló cerca de la mezquita al-Mubarak en el distrito chií de Karrada, matando a nueve personas y dejando heridas a 18, dijo la policía.

Luego explotaron otros dos automóviles en dos mercados al aire libre, uno en el distrito chií Nahrauan y el otro en el distrito chií Bayá. En total esos dos ataques mataron a nueve personas y dejaron heridas a 23, dijo la policía. Otro coche bomba estalló justo al sur de Bagdad, en un estacionamiento en Mamudiya, matando a tres personas e hiriendo a 10.

Aunque la mayoría de los ataques ocurrieron en la capital iraquí, el más mortífero ocurrió en Kirkuk, en el norte, donde una motocicleta cargada con explosivos estalló cerca de una tienda de armas, matando a 10 personas e hiriendo a 14, dijo el comandante policial Jamal Tahir Bakir.

Los ataques ocurren al día siguiente de una serie de mortíferos atentados en varias zonas chiíes de Bagdad y sus alrededores, donde murieron decenas de personas.

Debido a la precisión y coordinación entre los ataques, parecen ser obra del grupo extremista Estado Islámico. El grupo considera a los chiíes como apóstatas y ha conquistado amplio territorio en el norte y oeste del país, sumiéndolo en su peor crisis desde la retirada de tropas estadounidenses a finales de 2011.

La aviación estadounidense ha comenzado a bombardear posiciones de la agrupación, mientras fuerzas iraquíes y curdas tratan de recuperar el terreno perdido.

Las fuerzas estadounidenses informaron el jueves que habían realizado 176 ataques aéreos en Irak desde el 8 de agosto.

Francia se ha sumado a las gestiones internacionales contra el grupo islámico y el viernes lanzó su primer bombardeo en Irak, en contra de un centro de logística del grupo.