Rebeldes chiíes avanzan en Yemen

Rebeldes chiíes y milicianos suníes combatían el viernes por segundo día consecutivo en las calles de la capital yemení, en una lucha que ha dejado por lo menos 120 muertos y ha obligado a miles de personas a abandonar sus viviendas y a las autoridades a cerrar el aeropuerto.

Tras tomar Shamlan, un suburbio de la capital, los rebeldes chiíes conocidos como hauti tomaron por asalto el jueves el centro de los suníes, la Universidad Iman. El viernes, los hauti atacaron la sede de la televisora estatal e intentaron tomar el edificio, después de haberle lanzado morteros la noche anterior según testigos.

"Cada minuto estalla algo, una bomba o metralla. Las cosas se caen de las paredes, la casa tiembla con cada explosión", dijo Ammar Ahmed, un residente de los predios cercanos a la universidad.

Hay muertos desparramados y vehículos quemados en las calles, dijo otro residente cercano, Ahmed Ibrahim. Los hauti han intentado tomar una colina adyacente a la universidad pero fueron repelidos gracias al fuego de artillería, dijeron testigos.

Unidades del ejército han ayudado a los suníes a combatir contra los rebeldes.

Yemen ha estado inestable desde hace años pero el conflicto principal es entre el gobierno y extremistas vinculados con al-Qaida, que actúan en el sur y centro del país.

En los últimos meses, sin embargo, los chiíes se han convertido en una de las piezas más fuertes. Salieron de su baluarte en el norte, conquistaron una cadena de aldeas y se han abierto paso hasta la capital, Saná.

Su principal enemigo han sido las milicias suníes y las unidades militares leales al Partido Isla, que es la rama local de la Hermandad Musulmana.

El gobierno del presidente Abed Rabo Mansur Hadi, un aliado de Estados Unidos, parece estar atrapado entre dos fuegos.

___

Michael reportó desde El Cairo.