Presidenta argentina critica American Airlines

La presidenta Cristina Fernández llamó el jueves "buitres con turbinas" a American Airlines por limitar la venta de pasajes hasta 90 días debido a las restricciones cambiarias en Argentina y acusó a la compañía de participar de un plan para desestabilizar al país sudamericano junto a fondos de inversión estadounidenses.

La mandataria argentina recurrió a las redes sociales para difundir un largo comunicado que tituló "Buitres con turbinas. Buitres locales, como siempre sin turbina ni remedio. Vuelan muy bajo" un día después que trascendiera la medida de American Airlines.

La compañía aérea no comunicó oficialmente la resolución ni sus motivos, pero la compra de boletos por internet y vía telefónica sólo puede realizarse hasta fecha 18 de diciembre. Medios locales reportaron que esto se debe a las restricciones impuestas por el gobierno desde hace dos años a la compra de dólares.

Fernández llama "fondos buitres" a los inversores estadounidenses que lograron una sentencia favorable de un tribunal de Nueva York para que Argentina los compense con unos 1.600 millones de dólares por los títulos declarados en cesación de pagos en 2001.

"Ahora quieren asustar (¿o enojar?) a los argentinos que quieren viajar al exterior, que dicho sea de paso no son pocos...no existe ningún tipo de restricción para el pago de pasajes y paquetes turísticos con divisas", dijo Fernández y acompañó un comunicado del Banco Central en que niega la existencia de normativas en ese sentido.

Argentina gira al exterior un promedio de 24 a 26 millones de dólares por turismo, viajes y pasajes, según la entidad.

"No le queden dudas a nadie de cómo intentan generar a través de mentiras, malas expectativas y ataques especulativos sobre la propia moneda de todos los argentinos", escribió la presidenta en su cuenta twitter, con más de tres millones de seguidores.

AP se comunicó con el departamento de prensa de American Airlines, pero no obtuvo respuesta.

Por último, Fernández vinculó a un alto ejecutivo de American Airlines a "uno de los más importantes fondos de inversión financiera" con intereses en la deuda argentina.

Argentina argumenta que no puede cumplir con la sentencia de la justicia estadounidense porque ello implicaría una violación de los acuerdos firmados con los bonistas que aceptaron títulos de menor valor en los canjes de 2005 y 2010 de la deuda declarada en cesación de pagos en 2001.