Desalojan parque que estaba ocupado por presos

La Policía informó el jueves que unos 40 hombres que estaban detenidos en un parque recreacional de la capital colombiana por el hacinamiento en una de las llamadas unidades de reacción inmediata de la Fiscalía fue desalojado y los presos llevados a una cárcel común.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Humberto Guatibonza, dijo a The Associated Press que los detenidos fueron llevados a la cárcel Distrital.

"Esto no volverá a pasar, se lo garantizo. Esto fue un mal precedente. Este parque es de los niños y por eso se los estamos entregando para que se recreen", indicó. El alto oficial informó que 20 de sus hombres y un grupo de bomberos hicieron una exhaustiva limpieza al parque del barrio La Granja, en la localidad de Engativá.

Jaime Rojas, vecino del barrio, dijo a la AP que "esta mañana (del jueves) hubo fiesta" luego de que la Policía se llevó a los 40 reclusos, quienes son procesados por delitos que van desde hurto y narcotráfico hasta homicidio.

Durante más de dos meses los 40 hombres estuvieron detenidos en el parque. Eran vigilados por seis policías las 24 horas del día. Casi todos --para evitar su fuga-- estaban amarrados a los aparatos de hierro del parque.

La unidad tiene una capacidad para 70 personas, pero siempre había más de un centenar.

"Ojala que lo que pasó aquí sea una lección aprendida porque esto fue un mal ejemplo para los habitantes del barrio. Este parque es para que los niños jueguen y no para albergar a delincuentes", agregó Rojas, un ingeniero de profesión.

Según la Fiscalía General, en Bogotá hay cinco unidades de reacción inmediata en las que se alberga a 225 detenidos por diferentes delitos, pero hay un sobrecupo inmenso.

En general, en las cárceles colombianas ha habido exceso de población en las últimas dos décadas.

Según cifras del estatal Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, el país tiene 138 prisiones en las que hay detenidas unas 120.000 personas.

El instituto ha dicho que en los penales colombianos hay un hacinamiento del 58%, que equivale a unos 44.000 detenidos por encima de la capacidad de las prisiones.