Policías matan a un hombre cerca de San Luis

Dos policías mataron a tiros a un hombre después que supuestamente les apuntó con un fusil en un suburbio de San Luis, el segundo caso de un individuo negro abatido a tiros en la región desde la muerte de Michael Brown en Ferguson en agosto.

Los agentes dispararon un total de 25 balas el miércoles por la noche después de una persecución en la que el hombre de 42 años estrelló su vehículo contra un auto patrullero y luego huyó a pie hasta una zona en construcción, dijo Jon Belmar, jefe de la policía del Condado San Luis. Los policías le dijeron a Belmar que el individuo trató de disparar, pero su fusil calibre .22 se atascó y no encontraron casquillos.

Belmar declinó identificar al hombre porque no han notificado a su familia, pero indicó que tenía muchos antecedentes penales y había pasado ocho años en prisión por cargos de drogas y armas. Los dos policías llevan cuatro años en el departamento.

Belmar dijo que la fiscalía investigará el incidente.

"Estas cosas suceden con mucha rapidez y no hay mucho tiempo para hacer nada salvo reaccionar sobre la base de la experiencia y el entrenamiento", dijo el jefe policial el jueves. "Eso es lo que hicieron estos agentes. Estoy muy orgulloso de ellos".

Al igual que el vecino Ferguson, en Jennings casi 90% de los habitantes son negros. La policía informó que los dos agentes en cuestión son blancos.

Jennings no tiene su propio departamento de policía, y en lugar de ello se apoya en los agentes del Condado San Luis. Darren Wilson, el oficial de Ferguson cuyos disparos del 9 de agosto sobre Brown --quien estaba desarmado-- generaron semanas de disturbios, solía ser agente en Jennings, pero cuando esa fuerza policial se desbandó pasó a Ferguson. Un jurado investigador estatal y el Departamento de Justicia están investigando esa muerte a tiros en Ferguson.