Sospechoso de incendio en California será acusado

Una mayor humedad ayudó el viernes a retrasar el crecimiento de un enorme incendio en el norte de California, que las autoridades dicen fue provocado y ha obligado a más de 2.800 personas a evacuar sus hogares.

El incendio alimentado con el viento se encontraba a 96 kilómetros (60 millas) al este de Sacramento y ha quemado cerca de 120 millas cuadradas de bosque y vegetación. Por ahora sólo se ha logrado contener un 10%.

Las autoridades del cuerpo de bomberos dijeron el viernes que se habían quemado varias estructuras en la zona de White Meadow en Pollock Pines. Varias cuadrillas revisaban los daños y podrían saber más adelante en el día cuántas estructuras fueron dañadas, dijo el oficial de prensa de los bomberos Mike McMillan.

Algunas de las estructuras podrían ser casas y posiblemente se quemaron en el último día o dos, precisó.

EL hombre sospechoso de desatar el incendio iba a ser acusado formalmente en el día por un cargo de incendio provocado. Wayne Allen Huntsman, de 37 años, estaba encarcelado en el condado de El Dorado y se le impuso una fianza de 10 millones de dólares tras su arresto el miércoles.

El incendio creció durante la noche pero no tan fuertemente como el jueves, cuando duplicó su tamaño. La mayor presencia de humedad ayudó a controlar el crecimiento del incendio, aunque el viento podría afectarlo por la noche, dijeron autoridades.

"Las cosas parecen mejor en cuanto a la actividad del incendio y nuestra capacidad para contenerlo", dijo McMillan.

A pesar de eso, los que estaban cerca del incendio dijeron que era poderoso y peligroso. Casi 4.500 bomberos combatían el fuego que amenazaba 12.000 casas.

Huntsman enfrenta cargos de incendio intencional de tierras boscosas, junto con factores agravantes porque el incendio puso a una decena de bomberos en grave peligro, obligándoles a desplegar sus escudos. Todos escaparon ilesos.

El fiscal de distrito Vern Pierson declinó revelar qué llevó al arresto de Huntsman esta semana en Placerville.

"Es algo que sigue evolucionando en estos momentos", dijo Pierson de la investigación. Agregó que no sabía si Huntsman tenía un abogado.

La hermana de Huntsman, Tami Criswell, dijo que duda que éste haya iniciado el incendio, pero dijo que si lo hizo no fue a propósito. Criswell dijo que su hermano, quien ha trabajado en construcción y seguridad privada, adora estar en el bosque y siempre tiene cuidado con sus fogatas.

"Él es muy buena persona", dijo Criswell. "Nunca haría nada intencionalmente para dañar a nadie".

Pero las autoridades de Santa Cruz tienen una orden de detención contra Huntsman derivada de un arresto el 27 de febrero del 2013 por resistir u obstruir a un agente del orden público. Funcionarios dijeron que Huntsman no se ha presentado en varias citas con la corte.

Sus antecedentes penales en Santa Cruz datan de 1996, de acuerdo con documentos judiciales. Ese año fue sentenciado por alterar un vehículo, robo de auto, conducir en estado de ebriedad, hurto y agresión con un arma letal, lo que resultó en una condena a tres años de prisión.