Obama recibe al presidente ucraniano

En una muestra simbólica de respaldo al gobierno de Ucrania, el presidente estadounidense Barack Obama se va a reunir con su colega ucraniano Petro Poroshenko en la Casa Blanca el jueves, después que el líder del país europeo hable en una rara sesión conjunta del Congreso.

Poroshenko arriba a Washington en busca de una ayuda militar estadounidense más fuerte para ayudar a su país a combatir contra rebeldes separatistas respaldados por Rusia. Hasta ahora, Obama ha resistido el pedido Ucraniano de ayuda letal, aunque Estados Unidos ha proveído unos 60 millones de dólares en ayuda no letal a las fuerzas armadas ucranianas.

Funcionarios de la Casa Blanca dejaron claro que la visita de Poroshenko -- su primera a Estados Unidos desde que fue electo en el verano -- busca en parte enviar un mensaje a Rusia sobre el respaldo de Occidente a la ex república soviética.

"La imagen del presidente Poroshenko sentado en la Oficina Oval va a valer al menos mil palabras -- en inglés y en ruso", dijo el vocero de la Casa Blanca John Earnest.

Ucrania y los separatistas pro rusos han estado trabados en meses de combates por el control de ciudades en el este del país que están junto a la frontera con Rusia, en un conflicto que sigue a la anexión por Rusia de la Península de Crimea. Estados Unidos y sus aliados occidentales han condenado las provocaciones rusas, e impuesto una serie de sanciones económicas contra el país, además de restringir la participación del presidente ruso Vladimir Putin en algunas organizaciones internacionales.

Pero las penalizaciones han hecho poco para cambiar la actitud de Putin. En semanas recientes, Occidente ha acusado a Rusia de mover tropas y equipo militar a través de la frontera con Ucrania, aunque el Kremlin niega las acusaciones.