Irán descarta cooperar con EEUU contra terrorismo

El canciller de Irán descartó que su país vaya a cooperar con Estados Unidos en los esfuerzos para combatir el Estado Islámico y dijo que ese grupo extremista representa una amenaza global mucho más amplia que requiere de un nuevo enfoque para ser erradicada.

Mohammad Javad Zarif dijo el miércoles que Irán tiene serias dudas sobre la voluntad y capacidad de Estados Unidos de reaccionar seriamente a la "amenaza" del Estado Islámico "en todos los ámbitos" y no simplemente decidir dónde confrontarla, como lo está haciendo en Irak.

"Es una organización muy móvil", le dijo Zarif al Consejo de Relaciones Exteriores. "No se trata de una amenaza contra una comunidad ni una amenaza contra una sola región. No fue confinada a Siria ni será confinada a Irak. Es una amenaza global".

Las relaciones irano-estadounidenses están en un momento delicado, y el jueves comienza una nueva ronda de negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, que Zarif dice son su prioridad. Líderes de los dos países -- que hablaron hace un año -- arribarán la semana próxima para la reunión anual ministerial de la Asamblea General de la ONU.

Irán fue el primer país en proveer ayuda a su vecino Irak cuando el Estado Islámico irrumpió a través de la frontera con Siria en julio. Francia quería que Irán asistiese a una conferencia internacional el lunes en París para coordinar acciones para aplastar al Estado islámico en Irak, pero Washington dijo "no".

Zarif llamó a los 24 países participantes en la conferencia de París "una coalición de arrepentidos" porque, dijo, muchos apoyaron al estado islámico "de una forma u otra" desde su incepción tras la invasión estadounidense a Irak en el 2003.

Al final, dijo, ellos crearon un "Frankenstein que viene a cazar a sus creadores".

Zarif dijo que asistencia iraní -- sin armamento -- ayudo a Irak a prevenir que el estado Islámico tomase Bagdad e Irbil, la capital curda.

Agregó que ha llegado el momento para que la comunidad internacional, "y particularmente la coalición de los arrepentidos" deje de proveer financiamiento, equipo militar y tránsito seguro para el grupo y sus combatientes.

Zarif no mencionó específicamente a ningún miembro de la coalición, pero Arabia Saudí y Catar proveyeron financiamiento para el Estado Islámico y Turquía no ha impedido que miles de combatientes extranjeros crucen la frontera hacia Siria e Irak para sumarse al grupo terrorista.

Afirmó que la comunidad internacional debe comenzar a lidiar con el resentimiento y la marginación que permiten al Estado Islámico atraer a jóvenes desde el Oriente medio hasta Europa y Estados Unidos.