Observadores dan visto bueno a comicios en Fiyi

Los observadores internacionales dieron su aprobación como fiables a las históricas elecciones en las islas Fiyi, aunque la mayoría de los partidos pequeños del país dijeron que no aceptarían lo que parecía ser una decisiva victoria para el gobernante de esta nación del Pacífico Sur.

El Grupo Multinacional de Observadores dijo que el resultado de las elecciones del miércoles, que aún se estaban celebrando, reflejarían en su mayor parte la voluntad de los votantes. Ese respaldo abre camino a la suspensión de sanciones internacionales, incluyendo el probable regreso este mes de Fiyi a la Mancomunidad, como miembro de pleno derecho.

Cinco de los siete partidos registrados que se presentaron a las elecciones pidieron la suspensión de los comicios hasta que sus quejas fueran investigadas, pero el supervisor electoral, Mohamed Saneem, dijo el jueves que había rechazado su petición.

Se trata de las primeras elecciones desde que Voreqe Bainimarama llegara al poder con un golpe de Estado en 2006, y su Partido Fiyi Primero parecía estar haciéndose con la victoria. Con los votos de tres quintas partes de las casillas electorales ya computados, Bainimarama ganaba el 60% de los sufragios, mientras que su rival más cercano, el Partido Sodelpa, iba detrás con 27%.

El margen de diferencia asegurará que Fiyi Primero podrá gobernar sin mayores rodeos en el Parlamento bajo el sistema proporcional del país.

Los líderes de Sodelpa y otros cuatro partidos dijeron a la prensa que estaban preocupados porque muchas urnas de votación se hubieran visto alteradas. Algunas de las casillas se habían retirado sin contar las papeletas, mientras que otras estaban a rebosar de sobres.

Los observadores internacionales no vieron indicios de malas prácticas o intimidación, según sus hallazgos preliminares. El grupo de 100 observadores estaba codirigido por delegaciones de Australia, India e Indonesia.

Las elecciones fueron "recibidas con entusiasmo por los votantes de Fiyi, que estuvieron deseosos de participar en el proceso democrático", indicó el grupo en un comunicado preliminar. "Las elecciones se celebraron en una atmósfera de calma, con ausencia de malas prácticas electorales o intimidación evidente".

Los asesores internacionales señalaron algunos problemas, como un complejo sistema de votación y un escaso margen de tiempo para las elecciones que había provocado algunos problemas con el registro de votantes y las primeras votaciones.

Por otro lado, el equipo señaló que los periodistas de Fiyi habían hecho grandes esfuerzos por cubrir la campaña electoral, pero el restrictivo marco legal para los medios, que incluye onerosas multas, había limitado su capacidad de "examinar de forma rigurosa las afirmaciones de candidatos y campañas".

Australia y Nueva Zelanda dieron la bienvenida a la aprobación general del grupo de expertos.

___

Perry reportó desde Wellington, Nueva Zelanda.