Experto niega buscar separatismo en China

Un experto musulmán de la etnia uigur y crítico gubernamental negó que haya alentado el separatismo al comenzar el jueves el segundo y probablemente último día de sus audiencias en la región occidental china de Xinjiang, donde las autoridades dicen que los terroristas tratan de crear un estado independiente.

Ilham Tohti, ex profesor de Economía en Beijing, está acusado de alentar el odio entre etnias y de ser partidario del derrocamiento del gobierno chino en Xinjiang. Sus seguidores dicen que es un moderado que ha buscado un término medio para solucionar las tensiones étnicas de la región y que sus críticas a la política china siempre se han mantenido dentro de lo permitido por la ley.

Uno de sus abogados, Liu Xiaoyuan, dijo que Ilham Tohti rechazó el miércoles las acusaciones en el tribunal.

"Se opone al separatismo", afirmó Liu. "Sólo ha hablado sobre algunos de los problemas legales y culturales de Xinjiang. Está en contra de dividir el país".

Se esperaba que el juicio a Ilham Tohti, que se realiza bajo estrictas medidas de seguridad en el Tribunal Popular Intermedio de Urumqui, concluyera el jueves, pero no estaba claro si se anunciaría un veredicto. No se permitió el ingreso de periodistas extranjeros, los funcionarios judiciales no anunciaron detalles y nadie contestó en el número telefónico del tribunal.

La policía colocó cinta de plástico en un perímetro de varias cuadras alrededor del tribunal para impedir el paso de periodistas, curiosos y diplomáticos de ocho naciones y de la Unión Europea que viajaron a Urumqi en un intento por presenciar el juicio.

"Nunca ha hecho nada ilegal", dijo su esposa Guzulnur durante un descanso el jueves. "Nunca ha hablado de dividir al país. Nunca se ha opuesto al gobierno. Nunca se ha opuesto al pueblo. Es un estudioso".

Desde hace tiempo Ilham Tohti ha sido un crítico de lo que llama la exclusión sistemática de los uigur de los beneficios económicos traídos a Xinjiang por parte de inmigrantes de la mayoría han de China, y ha buscado evitar que la lengua túrquica uigur y su cultura sean marginadas.

___

La reportera Didi Tang en Beijing contribuyó con este despacho.