EEUU: Venezuela hace "serios" esfuerzos antidrogas

Un funcionario estadounidense de alto rango en la lucha antinarcóticos internacional reconoció el miércoles de que hay "evidencias" de que Venezuela hace esfuerzos "serios" por combatir el narcotráfico desde el 2013.

El subsecretario de Estado Contra el Narcotráfico Internacional de Estados Unidos, William R. Brownfield, admitió esos esfuerzos de Caracas durante una visita a Panamá, un aliado importante en su estrategia hemisférica contra la droga.

Brownfield fue embajador en Venezuela entre 2004 y 2007, periodo en que el entonces gobierno del hoy extinto presidente Hugo Chávez decidió cortar toda colaboración con las autoridades estadounidenses en la lucha contra las drogas.

Dijo que esa acción venezolana causó una "explosión" en el tránsito de la droga por ese país. Estimó que ello incrementó el tráfico en tierra y aguas venezolanas de entre 20 y 25 toneladas de cocaína a 200 toneladas al año.

"Ahora bien, tengo que admitir algo, comenzando hace año y medio más o menos, se han detectado esfuerzos por parte del gobierno venezolano de controlar y reducir el tránsito de la droga ilícita por su territorio", planteó Brownfield en declaraciones a la prensa después de dar un discurso ante funcionarios judiciales, de seguridad y migración de Panamá. También estuvieron presentes algunos legisladores y abogados independientes.

"Hay poca colaboración por lo menos con Estados Unidos, pero tengo que admitir de que hay evidencias de esfuerzos serios para controlar eso", el tránsito de drogas en Venezuela, acotó. No dio cifras.

Estados Unidos colocó nuevamente a Venezuela y Bolivia en una lista reciente de países que no colaboran en la lucha internacional contra las drogas.

No obstante, el director de la DEA para la región andina, Jay Bergman, está a la espera de obtener una visa para viajar a Venezuela a fin de reactivar la cooperación en la lucha antidrogas, en una visita de alto nivel que los gobiernos de ambos países llevan preparando casi dos años. Bergman está destacado en Bogotá.

Brownfield estimó que sería de beneficio para el hemisferio si los esfuerzos del gobierno venezolano se traducen en algún momento en el restablecimiento de la colaboración policial con Estados Unidos y con la DEA.

"Sería muy buena noticia no solamente para Venezuela y Estados Unidos, (sino) para todo el hemisferio y todo el mundo porque al final de todo, cuando los gobiernos no colaboran en esfuerzos contra la droga ilícita, la única gente que gana son los narcotraficantes".

El también ex embajador de Estados Unidos en Colombia (2007-2010) visitó el martes la provincia panameña de Darién, en la selvática frontera sur con Colombia, en donde las autoridades de seguridad panameñas y colombianas colaboran estrechamente en el combate contra el tráfico de drogas, de armas y de personas. Este esfuerzo tiene el respaldo de Estados Unidos.

Brownfield dijo que ese esfuerzo entre los dos países limítrofes desmanteló prácticamente un frente de las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se dedicaban al secuestro y al tráfico de drogas.

El diplomático norteamericano viajaba por la tarde a Guatemala en donde asistirá a una reunión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos que se centrará en la política de narcóticos en el hemisferio.