Legisladores EEUU analizan ataque en Bengasi

Un comité especial de la Cámara de Representantes sobre Bengasi se estrenó públicamente con una atmósfera sorprendentemente suave y bipartidista después de dos años de dura batalla política entre republicanos y demócratas sobre el ataque del 11 de septiembre de 2012 al puesto diplomático estadounidense en el este de Libia.

El diputado Trey Gowdy, de Carolina del Sur y líder de los republicanos, prometió seguir los acontecimientos a dónde sea que le lleven. En la primera audiencia pública del panel desde su constitución hace cuatro meses, dijo que Estados Unidos debe aprender de la violencia sufrida en instalaciones desde Beirut a África oriental o Bengasi para evitar estos ataques.

Gowdy reconoció el mérito de uno de los demócratas que forman el comité de 12 miembros, Adam Schiff de California, por recomendar el tema --seguridad de la embajada-- para la reunión. El principal representante demócrata del panel, Elijah Cummings de Maryland, se hizo eco de la importancia de mejorar la protección de las instalaciones estadounidenses y el jefe de seguridad diplomática del Departamento de Estado fue el primer testigo en declarar.

El embajador de Estados Unidos en Libia y otros tres ciudadanos estadounidenses fallecieron cuando islamistas atacaron el puesto diplomático de Bengasi y, horas más tarde, dispararon contra un complejo de la CIA cercano. El incidente se convirtió pronto en carne de cañón para la política ya que se produjo pocas semanas antes de unas elecciones presidenciales.

Algunos republicanos argumentan que el Ejército retuvo algunos recursos que podrían haber salvado vidas y que el presidente Barack Obama y la ex secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton mintieron al público sobre la naturaleza del ataque. Mientras, demócratas ridiculizan el interés puesto en Bengasi como un esfuerzo de la derecha para mantener el escándalo fresco y dañar una potencial candidatura de Clinton para las presidenciales de 2016. Siete investigaciones del Congreso tienen pendiente aún resolver completamente el asunto.