EEUU no puede rastrear a occidentales en Siria

Un alto funcionario de inteligencia admitió que Estados Unidos tiene dificultades para rastrear los movimientos y actividades de occidentales en Siria que se han incorporado a los rebeldes que luchan contra el presidente Bashar Assad.

Matt Olsen, director del Centro Nacional Antiterrorista, dijo el miércoles a un comité de la Cámara de Representantes que las agencias de inteligencia tienen muy poca idea acerca de dónde van los combatientes extranjeros y qué hacen una vez en Siria, de modo que no pueden calcular cuántos se han unido al grupo Estado Islámico u otros movimientos extremistas.

Estados Unidos puede seguir el rastro de los occidentales que viajan a Siria o salen de Siria, dijo el secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson. Pero una vez dentro de Siria, es otra historia.

Estados Unidos calcula que unos 15.000 combatientes extranjeros han ido a Siria, cifra superior al cálculo anterior de 12.000.