Reid quiere cerrado depósito de residuos nucleares

Entre la acción en el Congreso para intensificar la lucha contra milicianos del grupo Estado Islámico, el líder de la mayoría en el senado Harry Reid encontró tiempo el martes para un asunto más nacional: asegurar que un vertedero de residuos nucleares en su estado natal de Nevada permanezca inactivo aun después que el gobierno ha gastado 15.000 millones de dólares en él.

Reid dedicó tiempo del pleno del Senado para confirmar a dos nominados a la agencia que supervisa los reactores nucleares del país. Eso significa que una mayoría de demócratas designados ponderará cualquier paso adicional relacionado con la creación de un lugar de depósito de residuos nucleares en Yucca Mountain, ubicada 145 kilómetros (90 millas) al noroeste de Las Vegas.

Las confirmaciones ocurrieron en momentos en que republicanos han comenzado a hablar sobre tratar de revivir el proyecto de Yucca Mountain si retoman el Senado en noviembre. El gobierno del presidente Barack Obama, bajo presión de Reid, abandonó el proyecto temprano en el primer período del mandatario, dejando decenas de miles de toneladas de desechos nucleares en todos los reactores nucleares de la nación sin un lugar a donde ir.

"Se ha realizado una inversión enorme ahí y tenemos que encontrar una solución para almacenar residuos nucleares", dijo el senador republicano John Hoeven. "Una diferencia que puedo decirles con seguridad es que tendremos votos. Que podamos hacerlo avanzar o no aún está por verse".

Reid prometió el martes que el proyecto de Yucca Mountain, al que se ha opuesto desde hace años y cuyo descarrilamiento se puede atribuir casi en solitario, permanecería muerto.

"Yucca Mountain se acabó", dijo a reporteros. "Mientras yo esté por aquí, no existe (el proyecto de) Yucca Mountain".

Pero tener una mayoría potencialmente solidaria en la Comisión Regulatoria Nuclear no haría daño. Sobre la oposición de los republicanos, el Senado confirmó las nominaciones de Jeffery Martin Baran y Stephen G. Burns, con lo cual la comisión se compone de tres designados demócratas y dos designados bajo un gobierno republicano.

La votación fue de 56-44 por Baran y 60-40 por Burns.

"Se verá si estos dos designados actuarán con imparcialidad y tomarán decisiones con base en un juicio razonable y maduro", dijo el senador republicano David Vitter, quejándose antes de la votación.

El Congreso designó en 2002 a Yucca Mountain como un depósito nacional para los residuos nucleares de decenas de nucleoeléctricas del país pasando sobre las objeciones de Reid y la delegación de Nevada; pero cuando Reid se convirtió en líder de la mayoría en la cámara alta en 2007 adquirió nueva autoridad para detener el vertedero.