Real Madrid recupera la sonrisa en Europa

Aún sin jugar bien, el Real Madrid no pudo tener un mejor arranque de su campaña por conquistar un undécimo título de la Liga de Campeones al golear el martes 5-1 al Basilea.

Después de esperar 12 años para añadir la "Décima" Copa de Europa a sus vitrinas, los tantos de Gareth Bale, Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Karim Benzema y un autogol de los visitantes suizos certificaron la victoria del Madrid dentro del Grupo B.

Cristiano llegó a los 69 goles en Champions y quedó a tres del récord histórico de Raúl González, otro jugador del Madrid. El colombiano James, por su parte, facturó su primero como jugador merengue en el torneo.

El descuento del Basilea fue obra del paraguayo Derlis González, un remate cruzado ante la salida del portero Iker Casillas, poco antes del descanso.

La abultada victoria sirvió para devolverle la sonrisa a los merengues, cuyo arranque de temporada se enrareció al perder la Supercopa española y dos de los tres primeros partidos de la liga en su país.

El más señalado es el emblemático capitán Iker Casillas, quien recibió otra salva de abucheos de su propia afición tras el gol de González.

"No todo está resuelto, pero la reacción del equipo me gustó", dijo el técnico madridista Carlo Ancelotti.

"Yo creo que tenemos que ser positivos, los pitos los oigo de vez en cuando, como cuando la afición canta 'como no te voy a querer', porque quiero ser positivo en la vida", añadió.

Por la misma llave, un gol de penal de Steven Gerrard sobre la hora salvó al Liverpool de pasar un ridículo al ganarle 2-1 al visitante Ludogorets, un modesto club búlgaro que debutó en la fase de grupos del torneo.

De vuelta al máximo escenario europeo tras una ausencia de cinco años, Liverpool pareció encaminarse a una victoria con el gol de Mario Balotelli a los 82 minutos. La euforia en Anfield se apagó cuando Dani Abalo niveló en los primeros segundos de la prolongación.

Pero Liverpool tuvo la última palabra cuando el portero visitante Milan Borjan derribó dentro del área al suplente Fabio Borini y Gerrard cobró la pena máxima.

Hace casi cuatro meses, el Madrid se consagró campeón europeo tras vencer en la final al Atlético de Madrid.

Su rival de patio, sin embargo, se desquitó al adjudicarse la Supercopa y recién el fin de semana le repitió la dosis al imponerse 2-1 en el estadio Santiago Bernabéu de los merengues.

Pero los dirigidos por el técnico argentino Diego Simeone tropezaron en su expedición a Grecia, donde sucumbieron 3-2 ante Olympiakos por el Grupo A.

Los goles de Arthur Masuaku (13 min) e Ibrahim Afellay (31) pusieron en ventaja a los dueños de casa. Luego que Mario Mandzukic (38) descontó para los colchoneros, Kostas Mitroglou (74) aumentó la diferencia de Olympiakos y Antoine Griezmann (87) maquilló el resultado.

En la misma llave, un doblete del atacante argentino Carlos Tevez le dio a Juventus el triunfo 2-0 ante el Malmo sueco.

Tevez volvió al gol en la Champions después de cinco años y medio. Marcó a los 59 minutos con un tiro a dos pasos del arco al recibir el balón del ghanés Kwadwo Asomah.

El segundo tanto de Tevez cayó a los 90 con un impecable tiro libre al borde del área.

Massimiliano Allegri debutó como técnico de Juventus en la Champions, tras dos victorias en la Serie A italiana. La Juve conquistó la liga italiana las tres últimas temporadas y en ninguna de ellas sobrevivió a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

En otros resultados, Arsenal perdió 2-0 en su visita a Borussia Dortmund, y Galatasaray y Anderlecht igualaron 1-1 en Turquía por el Grupo D.

El italiano Ciro Immobile (45) y el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (48) marcaron para el Dortmund.

Mónaco, que en los últimos meses vendió a los astros colombianos Radamel Falcao y James, derrotó de local 1-0 a Bayer Levekusen, gracias al gol del portugués Joao Moutinho (61) al culminar un contragolpe. En el otro partido del Grupo C, Zenit de San Petersburgo se impuso a domicilio 2-0 ante un Benfica que jugó con 10 hombres desde los 18 minutos tras la expulsión de su portero Artur.

Los tantos del brasileño Hulk (5) y el belga Axel Witsel (22) puso fin a la racha de 51 partidos seguidos sin perder de Benfica como local en competiciones europeas.