EEUU: Piden mayor vigilancia a vehículos

La agencia de seguridad vehicular debería haber descubierto la falla en el encendido de los automóviles de General Motors siete años antes de que la compañía ordenara el retiro para reparaciones de 2,6 millones de unidades, acusó el martes un comité de la mayoría en la Cámara de Representantes.

El informe de los republicanos en el Comité de Energía y Comercio plantea serios interrogantes sobre la capacidad de la agencia para vigilar la seguridad pública a medida que los automóviles se tornan más complejos.

La Administración Nacional de Seguridad en la Carretera no comprendió cómo funcionaban los automóviles, careció de atribución de responsabilidades y falló en compartir informaciones, según el informe, que fue emitido el mismo día en que un panel del Senado encabezado por demócratas se aprestaba a ventilar una audiencia sobre la cuestión.

"Es trágico que la evidencia estuviera delante de sus narices y la agencia no identificara las advertencias", dijo en una declaración el presidente del comité Fred Upston. La agencia "no solamente existe para procesar lo que la compañía descubre, sino para investigar más a fondo. Y fracasó".

Por lo menos 19 personas murieron en choques causados por la falla en el encendido de automóviles pequeños de GM como el Chevrolet Cobalt y el Saturn Ion. La compañía admitió que estaba enterada del problema desde hacía por lo menos una década, pero no ordenó el retiro de los vehículos para reparaciones hasta febrero. La demora dio lugar a numerosos choques que causaron muertos y heridos.

La agencia multó a GM con el máximo de 35 millones de dólares por no informarle sobre las fallas, pero Upton dijo que la misma agencia era parte del problema.

Una portavoz de la agencia dijo que estaban preparando una respuesta.