Sindicalistas, indígenas protestarán contra Correa

Las principales agrupaciones sindicalistas, indígenas y estudiantiles de Ecuador anticiparon el martes que realizarán una marcha contra un proyecto de reformas laborales y constitucionales promovido por el gobierno del presidente Rafael Correa, quien denunció que la protesta tiene fines de desestabilización.

La movilización fue convocada para el miércoles por el mayor gremio sindicalista del país, el Frente Unitario de Trabajadores, que rechaza la propuesta de restringir derechos laborales como el derecho a la huelga, las acciones de protección para reclamar derechos de los trabajadores y 17 enmiendas propuestas por el gobierno entre las que se incluyen la reelección indefinida de las autoridades de elección popular, incluido el presidente.

Edwin Bedoya, vicepresidente de la Confederación de Organizaciones Clasistas, aseveró que "los derechos laborales son irrenunciables e intangibles y será nula toda estipulación en contrario, aquí lo que se trata es de violentar los convenios internacionales... sobre el derecho a la organización y contratación colectiva".

Añadió que "tenemos una plataforma de lucha que busca defender nuestros derechos que consideramos que han sido violentados".

El polémico proyecto de ley será presentado en los próximos días a la Asamblea, donde el oficialismo tiene una sólida mayoría, y las autoridades esperan que tras ser aprobado entre en vigor el primer trimestre del próximo año.

El presidente Correa dijo a periodistas que "la derecha de este país y la derecha también son los tirapiedras (sindicalistas) que han sido los más funcionales... que mañana han convocado una marcha con el apoyo de los medios de comunicación de siempre para ver si esta vez logran doblegar al gobierno, hacerle daño".

Agregó que "quieren ver si les resulta un proceso desestabilizador como el que Venezuela. No volverán, no pasarán, somos más, somos muchísimos más y a esta revolución no la parará nada".

En contrapartida Correa invitó a sus simpatizantes a una concentración y festival artístico para respaldar al gobierno: "Si el miércoles ellos son 3.000, nosotros seremos 30.000". 

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Jorge Herrera, aseveró que "para nada hay afán de desestabilizar como dice el presidente Correa... la protesta es una instancia de dignidad por nuestros derechos" y para respaldar a los trabajadores.

Correa está en el poder desde enero de 2007. De ser aprobada la iniciativa, podría presentarse a una nueva elección presidencial en 2017, cuando termine su actual período de gestión.