Piloto estadounidense regresa a Norcorea

Un piloto estadounidense regresará a Corea del Norte para buscar los restos del camarada suyo que fue derribado durante una cruenta batalla contra las fuerzas norcoreanas.

Thomas Hudner, quien hoy tiene 88 años, regresará a Norcorea el sábado, más de 60 años después de que su camarada Jesse Brown fue derribado durante la batalla de Chosin, en diciembre del 1950. Más de 6.000 soldados estadounidenses perdieron la vida en ese episodio de la guerra.

Brown había sido el primer piloto de raza negra de la armada estadounidense.

Ese día, Brown había sido derribado detrás de las líneas enemigas y Hudner, al percatarse, realizó un aterrizaje de emergencia para rescatarlo. Brown había quedado atrapado en la cabina del avión, con las piernas fracturadas y sufriendo de hipotermia debido al frío.

Hudner trató afanosamente de apagar el fuego. Arrojó nieve sobre las llamas y se quemó las manos. Finalmente un helicóptero vino y lo pudo rescatar a él, pero no a Brown.

Aun así, Hudner, de una familia privilegiada de Massachusetts, prometió algún día ir a buscar los restos de su amigo, quien era un humilde hijo de campesinos de Misisipí.

Las autoridades norcoreanas aprobaron el viaje y acompañarán a Hudner al sitio hoy conocido como la Reserva Jangjin.