Surgen dudas sobre inversiones en China

La gigantesca empresa china Alibaba de comercio electrónico está por lanzar la que podría ser la mayor oferta pública de acciones de la historia. Pero cualquiera que espere hacerse rico adquiriendo las acciones podría verse frustrado.

El explosivo avance económico chino no ha producido prácticamente nada valioso para la mayoría de los inversionistas bursátiles. Cuando las compañías chinas entraron en los mercados estadounidenses sus acciones perdieron un promedio del 1% anual en los tres años siguientes, en comparación con una ganancia promedio del 7% de otras ofertas públicas estadounidenses, según Jay Ritter, profesor de finanzas en la Universidad de la Florida.

La mayoría de las acciones chinas se negocian en ese país, por supuesto, pero también han decepcionado a los inversionistas. Entre 1993 y 2013, aun cuando la economía china avanzó del noveno lugar en el mundo al segundo detrás de Estados Unidos, las acciones en los mercados chinos rindieron un total acumulativo de apenas el 7,9%. En el mismo período, las acciones estadounidenses subieron 555 por ciento, las alemanas 458 por ciento y las españolas más del 1000 por ciento, según Credit Suisse.

"Probablemente es una de las mayores desconexiones en la historia bursátil", comentó Nicholas Lardy, del Instituto Peterson de Economía Internacional.

Las ganancias de las acciones chinas ni siquiera se mantuvieron a la par de la inflación, dijo Elroy Dimson, profesor emérito de finanzas en la Escuela de Negocios de Londres, que ayudó a recopilar las cifras de Credit Suisse. Ajustadas para tener en cuenta la inflación, las acciones chinas perdieron 3,8% por año entre 1993 y 2013.

Es posible, por supuesto, que Alibaba produzca elevadas ganancias con el tiempo. Su informe regulatorio indica que la empresa atrae a 188 millones de visitantes mensuales en dispositivos móviles, un blanco envidiable para los avisadores. Y sus resultados financieros han sido estelares: Alibaba informó que sus ingresos aumentaron el 46% a 2.540 millones de dólares en el trimestre que terminó el 30 de junio y que ganó 1.200 millones, excluyendo una ganancia por única vez.

Los inversionistas potenciales han acudido en tropel antes de su presentación en la bolsa. La demanda ha sido tan intensa que Alibaba dijo el lunes que planeaba elevar el precio de su oferta inicial a 66-68 dólares por acción en vez de los 60-66 previstos inicialmente.

Pero los antecedentes de las acciones chinas en general no inspiran confianza. "China tiene la economía más estable pero las bolsas más riesgosas", escribió el año pasado Guoping Li, de la Universidad Central de Finanzas y Economía de la capital china.