Los socavones pueden devorar fortunas

La tierra firma no siempre es cosa cierta. En cualquier parte se puede abrir un socavón, de bajo de casas, calles e incluso estadios y museos.

Es cosa de la geología. Los socavones se abren cuando el terreno colapsa en huecos más grandes, causados por el agua que fluye por la piedra caliza subterránea. Y las consecuencias pueden ser dramáticas, porque se tragan casas, árboles o cualquier cosa que esté en la superficie, incluso Chevrolet Corvettes de gran valor.

La región sureste de Estados Unidos es donde más ocurre este fenómeno geológico.

En Tennessee se abrió un socavón durante las renovaciones del estadio de fútbol americano en la Universidad Estatal Austin Peay. Lo que comenzó como un pequeño juego se convirtió en un hueco de 12 metros de ancho y 12 metros de profundidad cuando una cuadrilla de trabajadores cavaba en la zona para encontrar la fuente del problema.

In Kentucky, un socavón se tragó ocho carros clásicos que se exhibían en el Museo Nacional del Corvette en Bowling Green. Los Corvettes, amontonados como si fueran juguetes en medio de gran cantidad de escombros y fragmentos de hormigón, se convirtieron en una sensación en internet, lo que hizo aumentar la asistencia al museo.

Y en Florida, la capital nacional de los socavones, Tina y John Furlow tuvieron que abandonar su casa cerca de Tampa cuando un socavón provocó tantos daños que las reparaciones hubieran costado más que la casa de tres habitaciones con piscina. La pareja vive ahora en un vehículo recreativo de uso.

"Ha sido terrible", dijo Tina Furlow. "Nos ha afectado mucho".

Por cada socavón que causa daños a propiedades, muchos más se abren en terrenos abiertos o zonas poco pobladas.

"En la región sureste de Estados Unidos se abren cientos de socavones todos los días pero no se reportan o no causan daños", dijo Jason Polk, profesor de Geología y Geografía en la Universidad Western Kentucky.

En un caso extremo, un socavón de 149.734 metros cuadrados (37 acres) se abrió hace dos años en el sur de Louisiana y ha crecido desde entonces. Los científicos opinan que el enorme hoyo se formó después que una caverna de sal colapsó.

En Florida, un socavón se tragó en 1981 varios carros deportivos, partes de dos negocios, una piscina y una casa de tres habitaciones en Winter Park. Y en 2013 un hombre de la Florida falleció cuando un socavón que se abrió debajo de su habitación se lo tragó.