Filipinas: Rescatan a 100 de ferry hundido

Socorristas rescataron a unas 100 personas durante la noche y recuperaron dos cadáveres de un transbordador que tuvo problemas en el timón y se hundió en mar agitado en el centro de Filipinas, dijeron el domingo las autoridades.

El capitán de la guardia costera Joseph Coyme anunció que continuarían las acciones de búsqueda y rescate por aire y mar porque se desconoce el número de pasajeros y miembros de la tripulación que iban a bordo del M/V Maharlika II.

El ferry, que cubría un trayecto interno, zozobró el sábado en la noche después de que escorara y lo azotaran los ventarrones y las olas provocados por una tormenta que se desató al norte de su ruta.

Unos 100 sobrevivientes fueron rescatados por dos barcos extranjeros y otro transbordador que envió el propietario de la nave siniestrada. La cifra rebasa los 58 pasajeros y 26 tripulantes de los que el capitán del Maharlika informó cuando dio aviso de la emergencia a la guardia costera, dijo Coyme.

"Ante las discrepancias en las cifras no podemos concluir la operación de búsqueda y rescate hasta que estemos seguros de que no hay desaparecidos", declaro Coyme por teléfono a The Associated Press desde la ciudad de Surigao, en el centro del país, adonde fueron llevados los sobrevivientes.

"Cada vida es importante", agregó.

Un helicóptero de la fuerza aérea volaba a baja altura mientras participaba en las labores de búsqueda.

Podía escucharse la comunicación por radio de personal de la guardia costera que solicitaba a barcos civiles que salían del puerto de Surigao que "ayudaran en la búsqueda de sobrevivientes, de chalecos salvavidas" cerca del lugar donde ocurrió el naufragio y a lo largo de la costa.

Varias ambulancias permanecían en el puerto de Surigao y en localidades cercanas para ayudar en caso de que hubiera más sobrevivientes.

Como había cielo despejado en las provincias centrales al sur de donde estaba la tormenta, la guardia costera autorizó al Maharlika que zarpara alrededor del mediodía de la ciudad de Surigao para una travesía interna ordinaria.

El capitán del transbordador emitió una llamada de emergencia pocas horas después y varios pasajeros solicitaron auxilio mediante sus celulares cuando falló el mecanismo de dirección de la nave, que estaba varada cuando la comenzaron a golpear el viento y grandes olas, dijeron Coyme y otros funcionarios de la guardia costera.

Las tormentas frecuentes, un mantenimiento deficiente y una laxa aplicación de las normas de seguridad son señaladas como factores que han ocasionado naufragios en Filipinas, como el del transbordador Dona Paz ocurrido en 1987 después de una colisión con un barco cisterna.

En ese naufragio perdieron la vida 4.300 personas, en el peor desastre marítimo del mundo en tiempos de paz.

___

El periodista de The Associated Press Oliver Teves contribuyó a este despacho.