Activista gay alemán golpeado en Belgrado

Un alemán que participó en una conferencia sobre derechos de los gays resultó gravemente herido el sábado luego de una golpiza por parte de varios desconocidos en el centro de Belgrado, informaron la policía serbia y activistas de los derechos humanos.

Las autoridades detuvieron a tres sospechosos.

Médicos en la sala de emergencias de un hospital de Belgrado dijeron que el alemán sufrió hemorragia interna y daños cerebrales. "Fue operado y su condición es grave", dijo Dusan Jovanovic, vicedirector del hospital.

La identidad del hombre de 27 años no fue revelada.

Jovanka Todorovic, del grupo Labris de derechos gay, dijo a The Associated Press que el hombre fue atacado temprano por la mañana por un grupo de jóvenes que lo golpearon con un cenicero de vidrio y gritaron: "¡No queremos extranjeros en Belgrado!".

El embajador de Alemania en Serbia Heinz Georg Wilhelm dijo que el hombre atacado "está despierto, lo cual es bueno, pero todavía es muy pronto para decir algo".

"Los médicos nos informaron que las primeras 24 horas no pueden decir mucho, pero está despierto y eso es positivo", indicó.

Serbia, que tiene un largo historial de ataques por grupos de extrema derecha contra activistas de derechos homosexuales, ha prometido reiteradamente proteger los derechos humanos en su campaña por ingresar a la Unión Europea.

Protestando por el ataque, centenares de defensores de los derechos gay marcharon por el centro de Belgrado el sábado con carteles que decían "basta la violencia" y "Vuestras políticas, nuestra sangre". Un fuerte despliegue de policías antimotines protegió a los manifestantes.

"Si es cierto que los atacantes dijeron que no querían extranjeros en Serbia, eso da una dimensión xenofóbica al incidente", dijo el embajador alemán Heinz Georg Wilhem.

El ministro del Interior, Nebojsa Stefanovic, prometió que la policía identificará a los atacantes. "Ordené una investigación para que los atacantes sean llevados ante la justicia lo más pronto posible", dijo. Aseguró que los extranjeros son bienvenidos en Serbia.